Una de las víctimas del celador de Olot había intentado defenderse, según una doctora

El psiquiatra de la cárcel asegura que Vila no es un "ángel de la muerte"
Juzgados De Olot
Juzgados De Olot
EUROPA PRESS

La doctora que examinó el cuerpo de la mujer que destapó el caso del celador de La Caritat de Olot ha explicado este martes ante el juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad que el cadáver presentaba claros signos de lucha.

Según el escrito de la declaración, la doctora expone que cuando examinó el cuerpo "tenía la lengua negra, quemada y fuera de la boca porqué no cabía y toda la zona del escote llena de quemaduras, que eran claras señales de cáustico".

Por todo ello la médica concluye que la mujer se resistió a que Joan Vila le obligara a ingerir líquido corrosivo ya que "lo que es seguro es que el cáustico salió de la boca, que no se sabe si lo escupió o si al luchar le cayó en el pecho", pero que la deducción de la doctora es que como la víctima tenía la cabeza clara debió hacer un movimiento para no aceptar que le introdujeran cáustico en la boca, y que por eso además escupió o vomitó el líquido.

La doctora también ha explicado, durante su declaración ante el juez y los diferentes letrados, que la mujer tenía un ojo morado y que no tenía que ser causado por algún golpe, ya que un hematoma así no sale espontáneamente.

"no es un ángel de la muerte"

Otros testigos han pasado por los juzgados este martes, entre ellos el psiquiatra que evaluó al celador cuando estuvo ingresado en la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica Penitenciaria de Catalunya, quién asegura que no se puede definir a Joan Vila como un "ángel de la muerte" porqué, cuando mataba a las víctimas, utilizaba métodos que les hacían sufrir.

El psiquiatra ha detallado en su declaración que un ángel de la muerte cree que hace un bien a las personas matándolas, que tiene una motivación buena porque considera que son personas que lo están pasando mal y las beneficia, y que en ningún caso utiliza métodos que produzcan sufrimiento en las víctimas.

Características todas ellas que no responden a Vila, ya que duda en sus declaraciones y el tema del sufrimiento "es una idea que el celador no sabe encajar", además de que, según el médico, "reconoce lo que está bien y lo que está mal, y reconoce haber dado muerte a diversas personas".

En relación a esto último, el psiquiatra también ha detallado que la explicación inicial de Vila era que ayudaba a las personas a morir, pero que cuando concreta los hechos dice que lo hizo por la ingesta de alcohol o de la mezcla de alcohol con pastillas.

Según el psiquiatra, el asesino confeso es consciente del sufrimiento de sus víctimas: "Cuando se le pregunta sobre la contradicción entre ayudar a unas personas a morir mejor y utilizar un método que produce sufrimiento, su respuesta es 'No se, no se'", y sabe del sufrimiento de las últimas tres, puesto que era consciente que la primera de éstas sufrió e incluso vomitó, pero aún así decidió seguir con el mismo método.

Finalmente, el especialista ha expuesto que Vila es una persona que busca sensación de poder para dar sentido a su vida, que busca sensaciones para llenar el vacío que tiene, y que "sabe y conoce porqué causó las muertes, pero no lo ha expresado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento