CCOO, ni a la "defensiva", ni "preocupado" por la calidad de los servicios públicos, tras la victoria del PP

El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha asegurado que el sindicato no está a la "defensiva", ni "hay ninguna razón para que tengamos que estar preocupados" por la posibilidad de que la llegada del Partido Popular al Gobierno regional suponga una merma en la calidad de los servicios públicos.
El Secretario Regional De CCOO
El Secretario Regional De CCOO
EUROPA PRESS

El secretario regional de CCOO, José Luis Gil, ha asegurado que el sindicato no está a la "defensiva", ni "hay ninguna razón para que tengamos que estar preocupados" por la posibilidad de que la llegada del Partido Popular al Gobierno regional suponga una merma en la calidad de los servicios públicos.

A preguntas de los medios durante una rueda de prensa que ha ofrecido, y tras señalar que al sindicato le preocupa "lo público, el Estado del Bienestar, la calidad de la enseñanza, de la salud y del bienestar de los mayores", ha insistido en que de momento "no hay ninguna razón" para la preocupación.

"Desde el domingo, no he escuchado a ningún miembro ni persona relevante del PP que ponga esto en cuestión. Tenemos que pensar que se va a respetar aquellas cosas que hemos conveniado, y si no fuera así, tiempo habrá de defender y discrepar".

Y es que Gil se ha mostrado "abierto y esperanzado porque tenemos razones para ello, desde el punto de vista de que los Gobiernos sean sensibles a las demandas de los trabajadores". "Cuando hay cambios, hay que pensar y ponerse en el mejor escenario posible y éste es muy importante y profundo" porque se inicia "una etapa nueva de Gobierno".

Reunión con cospedal

Dicho esto, y preguntado sobre si el hecho de que la presidenta electa no se haya reunido con los sindicatos es un "handicap" en esta nueva etapa de relaciones que se abre tras la victoria 'popular', José Luis Gil, que ha dicho que "siempre" habla "en positivo", ha reconocido que desde que Cospedal está en Castilla-La Mancha como presidenta del PP, "nunca se ha dirigido a nosotros".

No obstante, se ha mostrado convencido "de que lo va a hacer cuando sea presidenta de todos los castellano-manchegos", ha dicho el líder de CCOO, que ha hecho una 'declaración de intenciones' de cara a la nueva etapa que se abre en la región, después de un tiempo en el que no ha habido alternancia de gobierno.

Según Gil, CCOO seguirá trabajando como sindicato de clase para que las cosas "le vayan bien a nuestra clase, y en general a Castilla-La Mancha", de la mano del Gobierno, con el que espera tener una relación de "mutua colaboración y corresponsabilidad".

"Nadie puede arruinar el diálogo social, en los que los actores principales hemos sido y tenemos que seguir siendo UGT, CCOO, CECAM y el Gobierno que pongan los ciudadanos".

Tras mostrar su disposición a la colaboración y al acuerdo, Gil ha precisado, no obstante, que existen elementos que se han construido "que no se pueden poner en cuestión" y, aunque no tiene "ningún tipo de elemento que nos haga pensar que esto va a cambiar, hay que esperar a los mensajes que pueda lanzar el PP, o la presidenta 'in pectore' en tanto no sea investida".

Especial atención dedicará también CCOO a los "compromisos" que Cospedal adquiera en su discurso de investidura y que, según Gil, "van a marcar las líneas maestras de lo que se está pensando para Castilla-La Mancha. Nosotros queremos que se haga con la gente de Castilla-La Mancha, y sindicatos y patronal somos una parte fundamental de ella".

Respeto para ccoo

Asimismo, el secretario regional de CCOO ha exigido para el sindicato "el mismo respeto que tenemos por las instituciones", admitiendo que aunque "ha habido elementos complicados en el pasado más inmediato, como es una posición clara de la que no reniego como sindicato de clase y de izquierdas, tenemos la responsabilidad de construir en positivo elementos que nos permitan caminar como región".

En esa nueva acción conjunta que el nuevo Gobierno 'popular' y los agentes sociales han de llevar a cabo, los 210.000 parados que hay en la región ocupan un papel "especial" para Gil, quien ha añadido que este colectivo "requiere actuaciones de todos para que, en tanto que no somos capaces de que la economía tire y se cree empleo, el Gobierno les de una solución y no deje a nadie en la estacada".

Razones para la derrota

El responsable regional de CCOO también ha hablado del "varapalo" sufrido por el PSOE, y ha defendido que sin duda la actuación del Gobierno de España han influido en este resultado, pues a su modo de ver, la derrota que los socialistas han sufrido tanto en las autonómicas como en las municipales no ha estado justificada por la crisis, sino por "la gestión desafortunada que el Ejecutivo ha hecho de ella".

"Ya se lo dijimos y no nos hizo caso", ha manifestado Gil, en referencia a la jornada de huelga general que convocaron los sindicatos, que ha señalado que los "recortes injustos acometidos por el Gobierno de Zapatero le ha separado de manera clara de su base social y electoral", ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento