La CHE finaliza tres actuaciones para la prevención de incendios forestales en la provincia de Huesca

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha finalizado tres actuaciones de prevención de incendios forestales en montes gestionados por el organismo en la provincia de Huesca. Los trabajos, que han supuesto una inversión conjunta de 269.262 euros, incluyen tratamientos selvícolas sobre 45,34 hectáreas de terreno y un punto de agua.
Monte De Griébal
Monte De Griébal
CHE

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha finalizado tres actuaciones de prevención de incendios forestales en montes gestionados por el organismo en la provincia de Huesca. Los trabajos, que han supuesto una inversión conjunta de 269.262 euros, incluyen tratamientos selvícolas sobre 45,34 hectáreas de terreno y un punto de agua.

En concreto, los proyectos ejecutados son los siguientes: construcción de un punto de agua para la extinción de incendios forestales en Ordolés y Fatas, en el término municipal de Jaca, que ha alcanzado un presupuesto de 113.327 euros; prevención de incendios forestales en el entorno del Canal de Monegros, en los términos de Alcalá de Gurrea y Almudévar (Huesca), con un importe de 102.151 euros y prevención de incendios forestales en el monte de Griébal, en Aínsa, que ha supuesto 53.784 euros.

El objetivo de estas acciones en montes gestionados por el organismo —unas 26.000 hectáreas en toda la Cuenca—, según ha informado la CHE en una nota de prensa, es mejorar las masas forestales y las infraestructuras existentes para prevenir los incendios forestales, y en el caso de producirse estos, evitar su propagación, facilitar el acceso de los medios de extinción y crear zonas de evacuación. Estos terrenos están ocupados en su mayoría por bosques reforestados para la protección de las laderas junto a embalses y barrancos.

Para cumplir estos objetivos, se realizan tratamientos selvícolas de clareos, podas y desbroces que aumentan la presencia de especies autóctonas; se abren nuevos cortafuegos y se conservan los antiguos y se desarrollan acciones de sensibilización medioambiental como editar trípticos educativos e impartir charlas informativas a la población.

En concreto, el punto de agua de Ordolés y Fatas (Jaca) es una infraestructura que va a permitir la recarga de los medios de extinción de incendios tanto aéreos, como terrestres, en una zona que se encuentra alejada de masas de agua importantes. Consiste en un depósito con una capacidad mínima de 300 metros cúbicos, con toma de agua y elementos para la carga, la captación desde una fuente y la conducción mediante tubería.

El proyecto también ha incluido la instalación de indicaciones viales, la señalización de todos los elementos para que sean visibles desde el helicóptero y el acondicionamiento de zonas separadas para la carga de autobomba y aérea, así como sus respectivos accesos, además de la zona de aproximación y salida del helicóptero.

En el Canal de Monegros los trabajos para la prevención de incendios forestales han incluido un clareo sanitario sobre la masa de pino carrasco que bordea el canal. En total se ha actuado en 29 hectáreas de pinar donde se han retirado árboles muertos, enfermos o que amenazaban caída y se han podado los restantes en altura. Además, se ha instalado una marquesina de madera con tejadillo y lámina explicativa y una placa conmemorativa.

En el monte de Griébal los tratamientos selvícolas de clareo selectivo con poda se han desarrollado en una superficie de 16,34 hectáreas de pino de repoblación. En su ejecución se han respetado las especies frondosas presentes y en aquellos puntos más próximos a las casas del núcleo de Griébal o las zonas de acampada, se ha realizado una corta de arbustos (zarzas y boj).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento