Arrestados sin incidentes los 56 iraníes que permanecían encerrados en un avión en Bruselas

La Policía Federal belga arrestó la pasada madrugada, sin incidentes, a un grupo de 56 iraníes monárquicos, que desde el jueves por la tarde se negaban a abandonar un avión de la compañía Lufthansa en el aeropuerto internacional de Bruselas. Los iraníes pedían que la UE, los EE UU y Rusia retiraran su apoyo al actual régimen iraní.

La portavoz de la Policía Federal, Els Cleemput, indicó a EFE que la operación, en la participaron 60 agentes, acabó a las 05.30 hora local y se desarrolló sin incidentes. El avión de la compañía alemana Lufthansa aterrizó el jueves a las 14.30 hora local en el aeropuerto internacional de Bruselas procedente de Fráncfort, con 120 personas a bordo, y una vez que el resto del pasaje descendió el grupo de iraníes se negó a hacerlo.

El grupo estaba formado inicialmente por 59 personas pertenecientes, al parecer, al movimiento denominado "Anjomane Padeshi" (Grupo por la monarquía) y pedían a la Unión Europea, a Rusia y a Estados Unidos que no apoyen al actual régimen iraní y que se instaure la monarquía en Irán.

A lo largo de la noche, tres personas del grupo abandonaron el avión por motivos de salud, dijo Cleemput. Todo el grupo, que no portaba armas, ha sido puesto en situación de "arresto administrativo", y una vez que la Policía tomen sus identidades serán puestos en libertad.

La operación se desarrolló sin incidentes y sólo un pasajero manifestó resistencia al arresto aunque finalmente descendió del avión pacíficamente y sin necesidad de ser esposado, indicó la portavoz.

Además, otra persona tuvo indisposición al salir del avión y fue atendido por un médico, agregó. La Policía informó a los ocupantes del aparato a las 03.20 hora local, por escrito, de que podían abandonar libremente el avión en ese momento y que en caso contrario procedería a su "arresto administrativo", como finalmente sucedió.

El aparato fue trasladado a lo largo de noche a un lugar del aeropuerto donde no planteaba problemas de seguridad ni para el desarrollo de las operaciones. El grupo de iraníes, que estaba desarmado, no causó incidentes durante todo el tiempo de su encierro y no quiso recibir anoche comida cuando les fue ofrecida por la Policía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento