Juan Alberto Belloch
El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias (c), acompañado por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch (d), y la candidata de los socialistas a la presidencia del Gobierno de Aragón, Eva Almunia. EFE

Históricos (y exhistóricos) del PP e históricos del PSOE. Los primeros, en sintonía con la victoria general de su partido en las elecciones autonómicas y municipales, han revalidado sus feudos, allí donde gobernaban con holgura. Los segundos, a contracorriente de la debacle socialista, han logrado -si no una victoria rotunda- al menos salvar los muebles.

Las estrellas del día de las elecciones:

JUAN ALBERTO BELLOCH

Exministro de Justicia e Interior en los últimos gobiernos de Felipe González, Juan Alberto Belloch (1950) es uno de los miembros de la 'vieja guardia' socialista que continúa ejerciendo un cargo público. Belloch ha sido alcalde de Zaragoza desde 2003 (se postuló al puesto en 1999, pero perdió las elecciones frente al candidato del PP).

En las comicios de este domingo, y a pesar de haber perdido 3 concejales (obtuvo 10), podría volver a gobernar la ciudad pactando con CHA (que logró 3 concejales) e IU (que consiguió también 3). De concretarse este pacto tripartito, el PP -que obtuvo 15 concejales- se quedaría en la oposición otra legislatura más.

ABEL CABALLERO

Otro histórico exministro socialista de la década de los ochenta (ocupó la cartera de Transportes de 1985 a 1988). Abel Caballero (1940) ha sido alcalde de Vigo desde 2007, cuando derrotó a la candidata del PP y antigua alcaldesa, Corina Porro.

En las elecciones del 22M Caballero se ha convertido en el único candidato socialista que no sólo ha ganado sino que ha conseguido aumentar el número de concejales respecto a los pasados comicios (11 respecto a los 9 obtenidos en 2007). Un resultado suficiente para, como en la pasada legislatura, seguir gobernando en coalición con el BNG.

FRANCISCO A. CASCOS

Peso pesado del PP durante varias décadas, Francisco Álvarez Cascos (1947)  ha logrado, apenas 5 meses después de abandonar el partido del que fue secretario general durante 10 años, fundar una nueva formación (Foro Asturias), concurrir a las elecciones en dicha comunidad y obtener 16 diputados (por 15 del PSOE y 10 del PP).

Cascos tendrá que olvidar las rencillas con sus excompañeros de partido si quiere presidir Asturias

Vicepresidente primero y ministro de la Presidencia en la primera legislatura de José María Aznar y ministro de Fomento en la segunda, Cascos abandonó  el partido de toda su vida "por dignidad", después de que la dirección del PP nacional no avalase su intención de ser el candidato popular a presidir Asturias.

Ahora, y a tenor de los resultados, Cascos tendrá que hacer de la necesidad virtud si quiere gobernar; es decir, olvidarse de antiguas rencillas con sus excompañeros de partido y negociar un gobierno de coalición que le aúpe al poder.

RITA BARBERÁ

Alcaldesa de Valencia -su ciudad natal- desde hace 20 años, Rita Barberá (1948) ha logrado en las elecciones del 22-M una nueva victoria para el PP (la sexta consecutiva, las últimas cinco por mayoría absoluta), si bien ha perdido 1 concejal respecto a los comicios de 2007. Barberá ha forjado su carrera política en Valencia, donde fue cofundadora del PP y diputada en las Cortes de Valencia desde 1983.

Su peso dentro del PP valenciano y del PP nacional -forma parte del Comité Ejecutivo Nacional- es muy grande, y a pesar de los escándalos de corrupción que salpican la comunidad, su popularidad entre los ciudadanos valencianos no parece resentirse.

FRANCISCO CAMPS

Como Rita Barberá, Francisco Camps (1962) es otro valor seguro del PP en la Comunidad Valenciana. La trama Gürtel ha situado a Camps y al gobierno que preside en el ojo del huracán de la corrupción en España. Una delicada situación que no ha sido impedimento para que, en estas elecciones, el Molt Honorable haya revalidado su cargo al frente de la Generalitat, y de nuevo con mayoría absoluta.      Camps jugó un papel clave en la reelección de Mariano Rajoy como líder de los populares en 2008

Camps es uno de los barones regionales del PP con mayor poder (tras desbancar en una enconada pugna a Eduardo Zaplana como presidente del partido en Valencia). Aunque fue vicepresidente del Congreso dos años (desde 2000 a 2002), su carrera política se disparó un año después, cuando se convirtió en presidente de la Comunidad Valenciana. Cargo que ha mantenido desde entonces.

Camps jugó un papel clave en la reelección de Mariano Rajoy como líder de los populares en el Congreso Nacional celebrado precisamente en Valencia en 2008. Desde entonces, y a pesar de estar imputado en diversas causas, Rajoy ha mantenido un trato público ambiguamente cercano hacia Camps. Trato que días antes de estas pasadas elecciones, en un mitin por todo lo alto en la plaza de toros de Valencia, desbordó en elogios hacia quien era "un gran presidente" que contaba con su "amistad más sincera".

ESPERANZA AGUIRRE

Gobierna la Comunidad de Madrid con mano de hierro desde hace dos legislaturas. Como sus compañeros de partido Francisco Camps y Rita Barberá, Esperanza Aguirre (1952) ha renovado su presidencia por mayoría absoluta. Sin llegar a estar imputada como Camps, los casos de corrupción vinculados al PP madrileño, que también preside, han puesto en puesto en duda su gestión. Aguirre es una de las caras más visibles del PP a nivel nacional. Tanto que la comidilla sobre su interés en desbancar a Rajoy como candidato a presidente del Gobierno se ha convertido en clíclica y cotidiana.

Antes de presidir la Comunidad de Madrid, Aguirre fue ministra de Educación en la primera legislatura de Aznar y presidenta del Senado de 1999 a 2002. Desde 2004 compagina el cargo de presidenta de la comunidad con el de presidenta del PP madrileño.