El PSOE abre el proceso de primarias y descarta el adelanto de las elecciones generales

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero (2d), acompañado de la plana mayor del PSOE, José Blanco (3d), Leire Pajín (3i), José Antonio Alonso (2i), Elena Valenciano (d) y los vicepresidentes Elena Salgado (4i) y Manuel Chaves (4d), durante la rueda de prensa que ha ofrecido este domingo en la sede socialista de Madrid.
El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero (2d), acompañado de la plana mayor del PSOE, José Blanco (3d), Leire Pajín (3i), José Antonio Alonso (2i), Elena Valenciano (d) y los vicepresidentes Elena Salgado (4i) y Manuel Chaves (4d), durante la rueda de prensa que ha ofrecido este domingo en la sede socialista de Madrid.
Alberto Martín / EFE

La debacle electoral del PSOE ha hecho que numerosas voces de la cúpula del partido llamen a la reflexión y pidan cambios al líder del partido y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Tras la reunión en la sede del partido en Ferraz de la Ejecutiva Federal para analizar los malos resultados de las elecciones municipales y autonómicas celebradas este domingo, así como el futuro del partido, el ministro de Fomento, José Blanco, ha insistido sobre las elecciones que "sabemos ganar y también sabemos perder". Blanco ha resumido la conclusión de la reunión en una frase contundente: "No es el momento de lamentarse, sino de levantarse".

Además, ha adelantado que para el próximo sábado se celebrará una reunión del Comité Federal del partido, en donde se pondrá en marcha el mecanismo de elección de candidato o candidata, es decir, se abrirá el proceso de primarias dentro del PSOE. Los objetivos a corto plazo del PSOE son, según Blanco, los siguientes: "Un nuevo liderazgo, programa para las Elecciones Generales y, finalmente, Elecciones".

Según Blanco, ninguno de los dos nombres que más suenan para competir en unas primarias (el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la ministra de Defensa, Carme Chacón) han planteado ante la Ejecutiva Federal del PSOE su interés por presentarse a las primarias.

Tampoco ningún dirigente le ha comunicado a él personalmente sus deseos en este sentido. En cualquier caso, ha hecho hincapié en que el PSOE mantiene la hoja de ruta prevista, y el próximo sábado se procederá a fijar el calendario de primarias en la reunión del Comité Federal. De haber más de un candidato, se procederá a la votación; en el caso de que solo haya uno, no será necesario.

Para el 'número dos' del PSOE, el nuevo candidato conjugará la credibilidad y la capacidad de generar ilusión a la gente. Blanco ha afirmado que durante la Ejecutiva ni siquiera se ha abordado la posibilidad de adelantar el congreso federal al próximo verano y se ha negado a hacer futuribles sobre hipótesis que "no están encima de la mesa" hoy por hoy.

"No forma parte del debate", ha reiterado Blanco al ser preguntado de nuevo sobre la posibilidad de que se celebre un congreso federal ordinario, lo que sería posible según sus estatutos a partir del próximo mes de julio.

Descarta el adelanto electoral

Respecto a las declaraciones del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en las que aconsejaba a Zapatero un adelanto electoral, Blanco ha dado el tema por zanjado asegurando que "nadie ha planteado al Presidente del Gobierno anticipar las elecciones" y que "el proceso de primarias es el único en nuestros estatutos para elegir candidatos a la Presidencia del Gobierno".

Blanco, al igual que hizo Zapatero en la noche del domingo, ha achacado el resultado a las "consecuencias de un malestar ciudadano de una crisis que nos ha golpeado duramente, donde hay familias pasándolo mal", y ve "natural" que ese "malestar legítimo por la crisis se reflejara en las urnas". El ministro de Fomento ha insistido que han hecho frente a la crisis con tres criterios: "Ayudar a los desempleados, preservar lo esencial de la cohesión social y reformas".

En la pasada noche electoral, el líder del PP, Mariano Rajoy, no hizo mención ni pidió un adelanto electoral a Zapatero, aunque sí lo hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Por otro lado, María Dolores de Cospedal, ha señalado este lunes que el presidente del Gobierno debe plantearse que "España no puede perder un año más" para comenzar la recuperación económica y social de España y le ha instado a que entienda la "voluntad de cambio".

Sobre el resultado electoral, Blanco ha añadido que cree que "hubo trasvase de votos a la derecha" y que la derecha "también votó en clave de Elecciones Generales". En comparación con las elecciones de hace cuatro años, "el PSOE ha retrocedido de forma sensible", dijo Blanco, quien también ha insistido en que "el retroceso del PSOE no se ha traducido en un aumento equivalente del apoyo electoral del PP".

Chacón insta a la "reflexión colectiva"

La ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguraba antes de entrar en la reunión que el PSOE ha sufrido un "castigo severo en todas partes", lo que le obliga a hacer "una reflexión profunda" y "colectiva".

Chacón hizo hincapié en que los resultados hacen necesaria una reflexión "en todos los órganos democráticos del partido". Ha añadido que ese es el trabajo que el partido tiene en este momento por delante y no se ha pronunciado por el proceso de primarias para sustituir a José Luis Rodríguez Zapatero como candidato a la Presidencia del Gobierno, por el que le han preguntado los informadores.

"Profunda revisión ideológica" en el PSOE

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, uno de los principales derrotados en la noche del 22-M, ha dicho que si el PSOE se limita a debatir ahora los nombres de los dirigentes que tienen que ser responsables a medio y largo plazo del partido cometerá "una equivocación", porque lo que necesita es "una revisión ideológica mucho más profunda".

Barreda ha hecho estas declaraciones a la entrada de la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE que analizará la derrota obtenida en las elecciones autonómicas y municipales celebradas este domingo.

Preguntado por si es partidario de abrir el proceso de primarias para sustituir a José Luis Rodríguez Zapatero como candidato a la Presidencia del Gobierno, Barreda ha respondido que si ahora "no es el momento" esto no quiere decir "que no tenga que haberlo", porque la respuesta "no puede ser menos participación interna y menos democracia".

En ese sentido, el presidente castellanomanchego ha añadido que no sería "razonable" que, como respuesta al resultado electoral, el PSOE "tirara por tierra sus propias normas de funcionamiento".

A su juicio, los dirigentes del PSOE no pueden limitarse a "mirarse el ombligo" y deben tener "una perspectiva más amplia" porque lo ocurrido en los comicios así lo exige.

Ha apostado por llevar a cabo "una reflexión tranquila y serena de la derrota sin paliativos" que ha sufrido el partido en las urnas y realizar "un análisis en profundidad" de un resultado "que tiene la suficiente relevancia como para no pasar por él de puntillas".

"Ha tenido una derrota en toda regla y hay que ser coherentes con esta situación", ha apostillado Barreda, quien ha insistido en que los ciudadanos han lanzado "un mensaje inequívocamente claro sobre las cosas que no les gusta y sería absurdo que no se tomara en cuenta".

Aconsejan un adelanto electoral

Después de que en la noche del domingo Zapatero relacionase la contundente derrota electoral con los "efectos de la crisis económica", otras voces dentro del PSOE opinan que debería convocar elecciones generales anticipadas. El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha dicho este lunes que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no podrá seguir gobernando "tranquilamente" tras el fracaso del PSOE en las elecciones de este domingo y ha añadido que si estuviera "en su pellejo" se plantearía un adelanto electoral.

El presidente extremeño ha hecho hincapié en que el PSOE tiene que asumir su derrota en las elecciones autonómicas y municipales celebradas este domingo y reconocer "que algo habremos hecho mal cuando los ciudadanos nos han dado la espalda", sin "culpar a los demás".

ZP: "No habrá elecciones anticipadas"

Sin embargo, Zapatero lo dejó claro este domingo al asegurar que no va a haber adelanto de las elecciones generales, previstas para el mes de marzo de 2012.

En defensa de Zapatero ha salido la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. No solo ha defendido este lunes la legitimidad del gobierno socialista en España a pesar de la derrota "muy severa" sufrida por el PSOE, sino que ha añadido que desde su partido "tenemos grandes responsabilidades que tenemos que asumir".

En este sentido, subrayó que su partido sabe "diferenciar lo que es una tarea de gobierno de unas elecciones autonómicas y municipales". "Cuando un presidente es elegido lo es por todos los españoles y, por tanto, la legitimidad es la legitimidad de los votos y el apoyo de los españoles", insistió.

Jiménez recordó que José Luis Rodríguez Zapatero fue nombrado para un periodo de cuatro años y por ello le corresponde seguir liderando el proceso de reformas iniciado y "enderezar la situación económica y financiera del país".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento