Votantes en Les Corts.
Votantes en Les Corts. AGENCIAS

Convergència i Unió (CiU) se hizo este domingo con el distrito de Sants-Montjuïc y ganó también en los cuatro distritos en los que ya tenía la hegemonía. El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) perdió 48.374 votos, lo que se tradujo en una caída significativa en los distritos: se desplomó en Ciutat Vella y pasó a ser la tercera fuerza en Les Corts. Pese a todo, los socialistas mantuvieron cinco demarcaciones.

La mitad de los distritos tienen, pues, una mayoría de votos convergentes: Eixample, Gràcia, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y, por primera vez, Sants-Montjuïc. Los socialistas mantienen feudos como Nou Barris, Sant Martí y Sant Andreu. Mantiene también Ciutat Vella y Horta-Guinardó.

El Partido Popular sigue siendo la tercera fuerza en la mayoría de distritos, pero pasa a ser la segunda en Les Corts. ICV-EUiA mantiene su tercera posición en Gràcia y araña centenares de votos en distritos tradicionalmente de izquierdas, como Sant Andreu, Sant Martí y Nou Barris. Unitat per Barcelona ( ERC con Reagrupament y Joan Laporta) sufrió una importante caída de los sufragios, incluso en el Eixample y Gràcia.

Distritos

Ciutat Vella. La caída del PSC en Barcelona se ejemplifica en uno de los distritos neurálgicos de Barcelona, por su ubicación estratégica y porque es uno de los puntos calientes de la ciudad. Sus vecinos dieron el 23,5% de votos a los socialistas que, no obstante, acumulan una pérdida del 34% de los sufragios desde las municipales de 2003. CiU se quedó muy cerca esta vez, con el 22,75% de los votos. Mientras el PPC (14,5%) e ICV-EUiA (14%) ganaron votos en este distrito, UxB (ERC) cayó cuatro puntos (5,8%).

Eixample. CiU no sólo gana, como es tradición en este distrito, sino que aumenta su distancia respecto al PSC. Los convergentes obtienen el 35,7% de los votos mientras que los socialistas caen seis puntos (16,7%). PPC e ICV ganan votos, con el 15% y el 10,4% respectivamente, pero ERC cae tres puntos (6,2%). Ciutadans cede su puesto a la CUP, que obtiene 2.324 votos.

Gràcia. Catalanistas por excelencia, los vecinos han vuelto a optar por CiU, con el 32,5% de los votos. El PSC ha perdido siete puntos respecto a los obtenidos hace cuatro años, con el 16,8% de los sufragios. ICV-EUiA mantiene su tercera posición, el PPC la cuarta, pero ERC cae tres puntos, los que cede a la CUP.

Horta-Guinardó. El 26,9% de los votos se los llevan los socialistas, que se mantienen como primera fuerza, pese a perder siete puntos respecto a 2007. CiU y PPC ganan dos puntos y alcanzan el 22,4% y el 17%, respectivamente. Ciutadans pierde dos puntos y se queda con poco más de 1.200 votos.

Les Corts. CiU consolida su mayoría en este distrito, con el 37,5% de los votos (y gana siete puntos respecto a 2007). El PPC se mantiene como segunda fuerza (21,6%), mientras que el PSC pierde votos (16,6%).

Nou Barris. De tener la mitad de los votos en 2003, los socialistas tienen ahora el 34,3%, pero siguen siendo los más votados. El PPC sube y se mantiene en segunda posición y CiU gana dos puntos.

Sant Andreu. Mientras el PSC no ha dejado de bajar, CiU no ha parado de subir en este distrito. Los socialistas acumularon el 29% de los votos. El PP ganó 1.500 sufragios.

Sant Martí. Desde 2003 hasta ahora, los socialistas han perdido la mitad de votantes en este distrito, pero aún ganan con el 26,17% de los sufragios. ICV-EUiA se quedan con una parte de sus votos. CiU y PPC ganan también votantes.

Sants-Montjuïc. Vuelco electoral en este distrito: CiU se hace con 271 votos más que el PSC. PPC e ICV-EUiA suben mientras ERC pierde casi 2.000 votantes.

Sarrià-Sant Gervasi. La mitad de los votantes optaron por CiU (48,41%), que angorda su tradicional mayoría en el distrito. El PPC se mantiene como segunda fuerza, mientras el PSC pierde 2.800 votos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.