La asamblea de 'indignados' de Valladolid, formada por cientos de personas reunidas en la plaza Fuente Dorada de la capital, ha optado este sábado por realizar una sentada como protesta en lugar de iniciar una marcha por las calles adyacentes.

La decisión se ha tomado por amplia mayoría en una votación que se ha realizado a mano alzada y que ha estado precedida por la intervención de varias personas que han defendido las diferentes opciones reivindicativas. Asimismo, se ha decidido que la sentada incluyera el grito de consignas en lugar del "grito de silencio" que tuvo lugar en la medianoche anterior.

No obstante, los portavoces del movimiento han pedido "cuidado" a la hora de lanzar los mensajes, a pesar de que han criticado la "hipocresía" de quienes les impiden manifestarse políticamente en la jornada de reflexión mientras "en la calle siguen los carteles de los políticos y siguen saliendo en la televisión, en la radio y en la prensa", aunque han subrayado su compromiso con la ley, ya que son "mejores que ellos".

Tras ello, se han coreado lemas como "lo llaman democracia y no lo es", "de la Fuente Dorada no nos moverán" o "no hay pan para tanto chorizo".

Por último, se ha leído un manifiesto en el que el movimiento '15 de mayo' ha defendido que se trata de "personas normales y corrientes, unos progresistas y otros conservadores, unos creyentes y otros no, unos con ideología definida y otros apolíticos, pero todos preocupados e indignados por la corrupción".

Para mañana, el movimiento ha convocado una nueva concentración a las 21.00 horas, cuando "hayan cerrado todos los colegios electorales del Estado español, incluida Canarias".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.