La jornada de reflexión previa a la celebración de los comicios municipales de este domingo transcurre de forma "tranquila" en la plaza de la Constitución de la capital malagueña, donde alrededor de 100 personas, según datos de los simpatizantes del 'Movimiento 15-M', permanecen acampadas.

Así, frente al "retén" que ha permanecido en la plaza durante todo el sábado, se espera que sobre las 20.00 horas se produzca "la gran concentración" de personas, ya que será en ese momento cuando se celebre la asamblea para decidir si llevarán a cabo nuevas protestas y movilizaciones, que, de producirse, tendrían lugar en "un tono pacífico" a partir del 22 mayo, una vez finalizadas las votaciones.

Los participantes de esta movilización, que está repitiéndose de forma simultánea en numerosas ciudades del país, han señalado que la organización del "campamento", como así lo han denominado, va "muchísimo mejor", y ya cuenta con un total de siete comisiones que se encargan de la alimentación, la limpieza, el debate, la logística, la difusión, la seguridad e Internet.

En cuanto a esta última, han destacado, en declaraciones a Europa Press, el apoyo que están recibiendo a través de las redes sociales, donde "muchos malagueños que están trabajando o estudiando fuera" se encuentran en contacto, generando, a su vez, debate sobre el 15M. En este sentido, han subrayado la respuesta generada en Facebook, en el que han sumando cerca de 900 usuarios en una semana.

No obstante, el apoyo físico está siendo también "enorme", han resaltado, indicado que, según datos policiales, la manifestación de este viernes congregó a unas 15.000 personas. La marcha partió desde la plaza de la Constitución, para continuar por la calle Larios, la plaza de la Marina, el Paseo del Parque, el Ayuntamiento, el Palacio de la Aduana, la calle Granada, las plazas del Siglo y del Carbón y, finalmente, vuelta al lugar de salida.

Para ello, contaron finalmente con la autorización de la Junta Electoral Provincial, calificándola los participantes de "legal" y con la que, al compás de timbales y pitidos y bajo el grito de "no hay pan para tantos chorizos", "lo llaman democracia y no lo es", "la banca siempre gana y no nos da la gana", entre otros lemas, trataron de reivindicar "una democracia real ya".

La manifestación estaba encabezada por una gran pancarta, en la que se podía leer 'Nuestro resultado no es influir en el resultado de las elecciones, sino fomentar un voto más reflexivo. Seguiremos más allá del día 22 hasta conseguir una democracia de verdad'.

De esta forma, los simpatizantes del 15M acampados en la plaza consideran que "están avanzando", y a pesar de que varios agentes policiales se dirigieron a ellos en la noche de este viernes para comunicarles que no se podían manifestar durante la jornada de reflexión, estos han permanecido acampados "para reflexionar", eliminando todo tipo de cartelería alusiva a formaciones políticas, han asegurado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.