Zapatero y Rajoy
José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy durante un encuentro en el Palacio de la Moncloa. ARCHIVO

Los líderes de los principales partidos políticos de ámbito nacional aprovechan la jornada de reflexión para disfrutar del día en familia e intentar evadirse aunque tan sólo sea unas horas de la vorágine electoral que han vivido en las últimas semanas.

Junto a su familia pasa el día en el Palacio de la Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien, según fuentes del Ejecutivo, a primera hora practicará algo de deporte y también dedicará unas horas a trabajar en su despacho. Pero también tendrá tiempo para hablar de política, ya que tiene previsto reunirse con el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y con el secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias, para hacer un análisis de la campaña electoral y hablar de un futuro en el que no faltarán referencias al calendario que ha de fijarse en el partido para su sucesión. El domingo, tras ejercer su derecho al voto, pasará la mañana en la sede de la Presidencia del Ejecutivo, y por la tarde se trasladará a la sede federal del PSOE. Allí seguirá junto al resto de miembros de la Ejecutiva Federal socialista el escrutinio de las elecciones municipales y autonómicas.

También el líder del PP, Mariano Rajoy, se encuentra esta mañana de la jornada de reflexión en su casa junto a su esposa y su hijo menor, ya que el mayor está estudiando en el Reino Unido. Aprovechará para hacer algo de ejercicio y por la tarde su plan pasa por reunirse con varios amigos, según han informado fuentes del PP. En su mente está el poder coger unos días libres la próxima semana, ya que desde al jueves al domingo se trasladará a Londres para compartir varias jornadas con su hijo. También Rajoy seguirá la noche electoral en la sede nacional de su partido, en la madrileña calle Génova, junto a otros dirigentes del PP.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, dedica la jornada de reflexión a descansar en su pueblo natal, Argamasilla de Alba (Ciudad Real), y estar con su mujer y sus hijos, a quienes no ve desde hace casi un mes debido a la campaña electoral. Prácticamente lo mismo hace Rosa Díez, líder de UPyD, en la localidad de Sodupe, próxima a Bilbao, donde aprovechará para deshacer maletas y volver a hacerlas, ya que el lunes tendrá que estar de regreso en Madrid al tener que retomar su tarea parlamentaria.