La Policía Nacional detuvo en Valdoviño al joven de I.C.F. de 21 años de edad que se fugó de dependencias policiales el pasado martes tras haber sido detenido por diversos actos delictivos, que se estaba ocultando en la parte superior de una casa en avanzado estado de deterioro, acompañado de su novia.

Según fuentes policiales, el delincuente pasó a disposición judicial en la mañana de este sábado y le constan más de 18 antecedentes por robos con violencia o con fuerza y por tráfico de drogas, entre otros.

La Policía Nacional le atribuye el robo con violencia e intimidación a un matrimonio de ancianos, en su casa de la parroquia de Pedroso, en Narón.

Cuando los afectados estaban durmiendo, entraron dos jóvenes encapuchados en su casa y uno de ellos les amenazó con un palo para que les entregasen el dinero que tenían, y que ascendía a unos 2.000 euros. Los ladrones huyeron en un coche robado previamente en la calle Marqués de Santa Cruz de Ferrol y que después abandonaron en Santa Marina.

Al imputado también se le considera autor de la agresión con dos katanas a un joven, en la noche del viernes 13 de mayo, en la avenida de Esteiro.

El motivo del altercado, supuestamente, había sido una discusión ocurrida días atrás en la zona de la Malata. I. C. F., al ver que el joven se paraba en un semáforo, salió de su coche con dos katanas en la mano y se la intentó clavar a través de la ventanilla del copiloto. Aunque el joven huyó, el agresor lo persiguió y logró herirlo con una katana a la altura de la muñeca.

Los encargados de la investigación identificaron a los supuestos responsables de estos delitos y detuvieron el lunes por la tarde a I.C. F. Sin embargo, al día siguiente, se fugó de los calabozos de Comisaría, tras golpear al policía que lo custodiaba. De momento, la investigación continúa abierta, con el objetivo de localizar a su otro compañero.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.