Las instalaciones de la Asociación Malagueña de Padres Paralíticos Cerebrales (Amappace), en Teatinos, en la capital, son escenario este sábado de unas multijornadas, con una verbena flamenca, en las que participan familiares y afectados. El objetivo es, a través de la organización de una serie de bingos, recaudar fondos para equipar el pabellón de deporte adaptado con el que cuenta la organización y también para la asociación 'El perro que ayuda'.

El director general de Amappace, Domingo Collado, ha destacado la labor que desde hace unos siete meses desarrolla con los menores de este centro 'El perro que ayuda', una asociación que lleva a cabo un proyecto de terapia para personas con discapacidad intelectual mediante la utilización de animales de compañía, en concreto, perros. "Es una manera de agradecerles su trabajo desinteresado", ha manifestado a Europa Press.

Aparte de conseguir dinero para seguir completando el equipamiento de la zona deportiva y para 'El perro que ayuda', Amappace pretende con esta iniciativa, la primera de estas características que organiza, llevar a cabo una jornada de puertas abiertas, de modo que sirva para unir al colectivo de socios y para mostrar la entidad al resto de la ciudadanía.

Para la organización de estos bingos, Amappace ha contado con los cheques solidarios de varias empresas. Asimismo, entre todas las personas que han consumido en la barra se han sorteado tres regalos: una estancia de un fin de semana en Sol Andalusí Health & Spa Resort, en Alhaurín de la Torre; un jamón, y una camiseta firmada por los jugadores del Unicaja.

La jornada ha comenzado con deporte, destacando una competición de bocha, así como con actividades para los más pequeños, con un castillo hinchable y un tiovivo adaptado, mientras que la tarde-noche es amenizada con actuaciones de copla y de flamenco, ha indicado Collado.

En cuanto a la verbena, para que todo sea lo más real posible, los trabajadores van vestidos de flamencos y también las personas con parálisis cerebral de la residencia del centro se han preparado para la ocasión.

En el desarrollo de esta verbena, así como en otras actividades que organiza Amappace, colabora el taller de empleo de esta asociación, subvencionado por la Junta de Andalucía, el Fondo Social Europeo y el Gobierno central y que cuenta con 20 alumnos-trabajadores —18 mujeres y dos hombres desempleados, mayores de 25 años y pertenecientes a uno de los colectivos en riesgo de exclusión social—, a los que se les forma en el cuidado de personas con discapacidad, abarcando tanto el ámbito sanitario como el psicosocial. SOCIOS

Amappace cuenta con 372 socios de toda Andalucía, aunque especialmente de Málaga, y con más de 140 trabajadores. La asociación ofrece una residencia para gravemente afectados, con un total de 56 plazas concertadas; un centro de Unidad de Día, con 50; otro ocupacional, con capacidad para 20 personas, y otro de atención temprana, que atiende a 150 niños con edades comprendidas entre los cero y los cinco años.

El objetivo de Amappace es mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional motórica y en especial de aquéllas con parálisis cerebral y afines, promoviendo su desarrollo personal y la igualdad de oportunidades. Así, trabaja por el pleno desarrollo integral y la dignificación de este colectivo y por garantizar sus derechos fundamentales y el acceso a los servicios.

Consulta aquí más noticias de Málaga.