El Gobierno de Cantabria y el Centro Nacional de Información Geográfica (CNIG) llevarán a cabo este año la revisión y mejora técnica de 16 líneas límite municipales que afecta a un total de catorce municipios.

Esta actuación viene recogida en una addenda al convenio marco suscrito entre ambas entidades en el año 2009 para la realización del Plan Nacional de Actualización de las Delimitaciones Territoriales en Cantabria, y en cuya cláusula primera se establecía que su objetivo consistía en la revisión y mejora técnica de las líneas jurisdiccionales mediante la obtención de las coordenadas UTM de todos los mojones que componen las mismas.

La adenda a dicho convenio desarrolla el convenio marco suscrito entre el Centro Nacional de Información Geográfica y el Gobierno de Cantabria, especificando el plan de trabajo para este año 2011 y su financiación en este periodo.

Según la documentación consultada por Europa Press, el objeto de la adenda es la actualización de las líneas límites municipales siguientes: San Roque de Riomiera-Soba; San Roque de Riomiera-Vega de Pas; San Roque de Riomiera-Ruesga (Calseca); San Roque de Riomiera-Selaya; San Roque de Riomiera-Villacarriedo; Villacarriedo-Villafufre; Villacarriedo-Selaya; Villacarriedo-Saro; Villafufre-Saro; Villafufre-Santa María de Cayón; Villafufre-Santiurde de Toranzo; Santa María de Cayón-Castañeda; Santa María de Cayón-Villaescusa; Santa María de Cayón-Santiurde de Toranzo; Villaescusa-Piélagos;y Villaescusa-Castañeda.

Según especifica el convenio, este trabajo consiste en la revisión y mejora técnica de las líneas límite, sin que en ningún caso suponga una modificación de las mismas.

Establece igualmente que cuando a resultas de la revisión, aparezcan discrepancias entre los ayuntamientos implicados sobre la ubicación de los mojones, se interrumpirá el reconocimiento, iniciándose por parte de las entidades municipales, si así lo estiman oportuno, el trámite previsto en la normativa vigente, de forma totalmente independiente a este convenio.

También señala que en caso de interesar la reposición de los mojones desaparecidos, la actuación se llevará a cabo por cuenta de la Comunidad Autónoma, de manera que no interfiera en el desarrollo de los trabajos de replanteo, posicionamiento y reconocimiento.

El acuerdo establece que el IGN/CNIG desempeñará la dirección técnica de los trabajos aplicando para ello el personal técnico y los medios materiales necesarios para la correcta ejecución, así como la preparación de la documentación necesaria de sus archivos, mientras que la Dirección General de Administración Local se ocupará de la coordinación de este trabajo con los Ayuntamientos y de la difusión del mismo a todos ellos.

Además, el Centro Nacional de Información Geográfica deberá entregar a la Dirección General de Administración Local del Gobierno de Cantabria la documentación producida, de la cual se aportaran copias tanto para la Comunidad Autónoma como para los Ayuntamientos implicados.

Esta documentación se facilitará desglosada por líneas tanto en soporte digital como analógico e incluirá copias de las actas y cuadernos de campo originales, fichas de los mojones con coordenadas, gráfico de la línea con la ubicación de los mismos y la concreción geométrica de la línea entre los mojones. En el caso de existir discrepancias esta documentación se sustituirá por un informe sobre las mismas.

La adenda al convenio marco mantendrá su vigencia hasta el día 31 de diciembre de 2011. No obstante, antes de la finalización de dicho plazo, las partes podrán acordar su prórroga de forma expresa durante el año 2012, si así lo requiriese el desarrollo de las actuaciones previstas para alcanzar los objetivos propuestos.

El importe total del plan de trabajo para 2011 se ha fijado en 88.235,29 euros. La Dirección General de Administración Local del Gobierno de Cantabria aporta la cantidad de 30.000 euros, equivalente al 34 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.