La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un hombre a una multa diaria de 5 euros durante un mes, es decir, unos 150 euros, por una falta de estafa, tras haber viajado en la línea 6 de Metrovalencia sin el billete correspondiente.

La sentencia de 11 de abril de 2011 estima de este modo, el recurso presentado por el Ministerio Fiscal ante la sentencia del Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia que absolvía al acusado al considerar que para probar la existencia de estafa "se necesita que el mero hecho objetivo de viajar sin billete en un medio de transporte venga acompañado de más actos que denoten la existencia de engaño previo bastante".

No obstante, el Ministerio Fiscal alegó en su recurso la existencia de jurisprudencia en la Audiencia Provincial sobre los hechos calificados como estafa en la modalidad de "estafa de polizonaje".

Así, la Audiencia considera que "el simple hecho de haberse introducido en el vehículo de motor sin autorización alguna y trasladarse de un lugar a otro en un tren expreso (...) lleva consigo la omisión de no sacar el billete que exige el transporte de la persona" e implica "un prevalimiento amparado en la facilidad que presenta la utilización del transporte burlando la vigilancia y da lugar al denominado en otras legislaciones delito de polizonaje".

Por ello, le condena a la citada multa de 150 euros, al pago de las costas procesales en primera instancia y a indemnizar a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana con la suma defraudada, de 1,40 euros.

Consulta aquí más noticias de Valencia.