El candidato socialista a la Alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, ha augurado en el acto que ha celebrado para cerrar la campaña un "buen susto a la derecha" el próximo domingo 22 de mayo y ha prometido la "transformación" de la ciudad en los próximos años si consigue el gobierno tras las elecciones municipales.

En la Avenida Don Bosco, donde ha estado arropado por vecinos del barrio del Zaidín, Cuenca ha animado a la ciudadanía a votar "por el cambio" en Granada, una ciudad que, en su opinión, con los ochos años de gobierno del PP, con José Torres Hurtado como alcalde, ha sufrido el "abandono, la desidia y la dejación".

"Hace falta que las cosas cambien, con ambición, con iniciativas y dando la cara", ha dicho el candidato, que ha vuelto a reprochar a Torres Hurtado que sólo haya actuado "para los suyos". A su juicio, Granada necesita "otra forma de hacer política", que genere "riqueza, empleo y reequilibrio en los barrios", y un alcalde "que devuelva la confianza de la gente en la política y en las instituciones".

Por ello, se ha comprometido a presentar unas "cuentas claras" y a contar con la participación de los vecinos para la elaboración de los presupuestos, frente a un PP que ha demostrado "una mala gestión económica" en sus años de gobierno, y que quiere echarle "siempre la culpa a Zapatero y a Griñán".

Cuenca ha criticado, como ya ha hecho durante toda la campaña, que el candidato del PP a la reelección se haya negado a debatir con él y eso ha dicho es "porque no tiene ideas, porque le da vergüenza explicar lo que no han hecho" y porque en el PP, ha dicho, "van de sobrados", aunque "se están equivocando".

El socialista ha afirmado que "transformará" la ciudad, aunque ha reconocido que para ello no tiene "una varita mágica", y en ese sentido ha pedido la "inteligencia" de la Universidad, de los emprendedores, de los comerciantes, de los colectivos y de las asociaciones que trabajan en la capital, y también la "fuerza" de los granadinos, a los que ha instado a votar PSOE "si quieren un cambio".

Al acto de cierre de la campaña le ha acompañado también la consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, que ha considerado a Cuenca un "ejemplo" de político que "se merece ganar las elecciones".

"Después de ocho años del PP, ya está bien. Vacunémonos con la marea verde", ha dicho la consejera, que además ha tildado esta campaña de "la más dura" que recuerda de toda su carrera política, sobre todo por la "crispación" generada por el PP, que se ha dedicado a "atacar" a las familias de los candidatos y no a los candidatos mismos, en referencia a las últimas declaraciones de dirigentes 'populares' sobre la pareja sentimental de Cuenca, a la que acusan de haberse beneficiado de su cargo para conseguir subvenciones para su empresa.

Aguilera se ha referido además al grupo de 'indignados' que permanece acampado en la Plaza del Carmen, a los que ha instado a transformar su "indignación" en una corriente de "muchos votos" y a los que incluso ha llegado a pedir disculpas si ella, como miembro del Gobierno andaluz, ha hecho algo mal por acción u omisión. "Algo habremos hecho mal, no me importa reconocerlo", ha señalado la consejera, que ha considerado "razonables" y "posibles" las reivindicaciones de este colectivo.

El secretario local del PSOE de Granada, José María Rueda, ha hecho un llamamiento al voto al PSOE porque, según ha indicado, es el "voto rebelde", el que se otorga a la "manera de hacer política más cercana", y porque es el que va a conseguir una "Granada más justa y más solidaria".

Consulta aquí más noticias de Granada.