El libro 'Arañas en la barriga' (Viceversa) se adentra en "el entusiasmo y el miedo" que sienten los más jóvenes cuando se enamoran por primera vez, sensaciones que su autor, Francisco Domene, ha experimentado de primera mano al trabajar como profesor de Historia de España en un instituto de Baza (Granada).

En una entrevista concedida a Europa Press, Domene ha manifestado que, dada su profesión, ha servido de confesor de ese primer amor sentido por sus alumnos, así como de "historias truculentas que se pueden producir cuando la amada es una desconocida", que es precisamente lo que le ha valido de inspiración para construir la historia de 'Arañas en la barriga'.

En cuanto al título de esta obra, Domene ha señalado que pretendía que fuese un título "directo" además de que recordase una "sensación que todos hemos vivido alguna vez", y es que, ha comentado, "se habla de mariposas en la barriga, pero esto es una cursilada al no sentirse realmente solo mariposas, sino también arañas", que son unos insectos que "te entusiasman y a veces te llenan de terror".

Se trata, ha dicho el escritor, de una historia detectivesca en la que los protagonistas viven distintos conflictos "como si estuvieran participando de un juego de rol para poder encontrarse por fin los dos protagonistas de la novela", Quito y Laura, que rondan los 18 años de edad. Según ha explicado Domene, ambos son personajes que "apenas han cruzado palabra y que, además, cuando el chico trata de tener una primera cita, la chica desaparece".

Asimismo, en la obra se tratan determinados ambientes como el de la drogadicción, prostitución, mundos entre los que estos jóvenes tienen contacto y "entran de lleno", aunque el autor ha incidido en que la lectura "no tiene un tono didáctico, sino simpático y divertido", ya que considera que estos temas "deben tocarse con una sonrisa para abordarlos con tranquilidad y sin pesimismo".

Domene, que antes ha escrito otras novelas de ciencia ficción y aventuras, ha asegurado que mientras escribía 'Arañas en la barriga' se ha "emocionado y divertido" y ha añadido que "tiene un tono poético sin llegar a ser cargante, duro sin llegar a ser terrible y tierno sin llegar a ser cursi", por lo que puede gustar a un lector joven y también de 30 años "que recuerde las arañas que le recorrieron la barriga alguna vez".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.