Acampada en Sol
Cientos de personas continúan la protesta pacífica en la madrileña Puerta del Sol. J.C.Hidalgo / EFE

Alrededor de 200 jóvenes, acampados y gente de la organización,  permanecen en la Puerta del Sol de Madrid tras la multitudinaria acampada de esta noche. Con la vista puesta en el domingo 22 de Marzo, han comenzado a organizarse para pasar la jornada y lo que queda de la semana. De cerca les vigila la Policía, que en las últimas horas no ha intervenido y ha reducido considerablemente su presencia.

A primera hora muchos de los concentrados comenzaban a desperezarse tras dormir muy pocas horas, otros compartían cafés traídos en termos y algunos empezaban a abandonar la zona para ir a trabajar y a clase de la universidad, ante la inminencia de los exámenes. La monotonía de la mañana se veía interrumpida cada cierto tiempo por los discursos que se escuchaban a través del megáfono. Por la mañana le han dado las gracias a José Luis Sampedro, que les ha manifestado públicamente su apoyo y también a Rosa María Artal (coautora de Reacciona). Otro de lo portavoces de los acampados tomó la palabra para recordar que ellos no son "ni Democracia Real Ya ni Juventud sin Futuro", aunque ambos les hayan mostrado su apoyo, sino "Acampada  Sol".

Al pasar, una mujer de 57 años sonríe y les muestra su apoyo. Dice que "está encantada" con que la juventud salga a la calle y "los anima a seguir hasta el final". No nos han echado. Vamos a ganar

De momento ese final termina el 22 de Marzo, día de las elecciones municipales y autonómicas; pero no descartan prolongar su protesta hasta que consigan sus objetivos: "lograr un cambio en el sistema político actual", porque, explican, "los partidos que hay no nos representan en absoluto".

Animados por los gritos espontáneos de "estamos ganando"; "No nos han echado. Vamos a ganar", recogen las mantas del suelo, extienden lonas desde la estatua ecuestre de Carlos III hacia la calle Preciados para protegerse del sol y debaten entre ellos sobre lo que se dirá en la próxima asamblea. Otra de ellas, celebrada de madrugada, ha propuesto continuar las movilizaciones las 24 horas del día, y que cada día haya una concentración allí a las 20 horas. Además se decidió mantener la acampada al menos hasta el próximo domingo y convocar una gran movilización el viernes o el sábado.

Para esta misma tarde, se ha convocado otra manifestación de protesta a las 20 h. A la misma hora que la manifestación de Sol hay convocadas concentraciones en distintas lugares de la geografía española, como en la plaza del Salón de Granada (en donde la pasada noche fueron desalojadas 200 personas que habían acampado en la plaza del Carmen);  la Plaza de la Escandalera, de Oviedo; plaza de la Candelaria, de Santa Cruz de Tenerife... En Barcelona hay prevista una cacerolada a las 21 horas en la plaza de Cataluña.

Organizados en comisiones

En total los acampados de Sol han creado distintas comisiones para distintos trabajos: alimentación; infraestructuras (consiguen mantas, sillas, etc, para mantener el campamento); acción (preparan acciones para hacer visible el movimiento, a través de octavillas, charlas, etc.);  comunicación (atiende a la multitud de medios de comunicación congregados en la plaza); extensión (para extender el movimiento a centros de trabajo, de estudios,  barrios); coordinación interna, legal y limpieza.

Para los manifestantes es muy importante organizarse y no crear conflictos ni gastos al erario público por eso desde que se levantaron han empezado a recoger los cartones sobre los que han pasado la noche, aunque han dejado los carteles en los que puede leerse  "Unidos por el sentido común"; "Que no me engañen, que me digan la verdad"; "Mucho chorizo y poco pan" o "PP=PSOE corruptos".

Todos tienen voz en Sol

Desde las 13.00 h hasta las 17.00 h se ha celebrada en la acampada de Sol una nueva asamblea en la que todo el que ha querido participar ha podido hacerlo, tanto manifestantes como transeúntes. Con este espíritu participativo, gente de todas las edades e ideologías han podido expresarse. La intervención más aplaudida ha sido la de un hombre mayor que ha concluido su discurso asegurando que "España no necesita reformas, lo que necesita es una profunda transformación".

Sin embargo, las consignas más repetidas han sido los tres pilares sobre los que se asienta el movimiento: la reforma de la ley electoral, la verdadera separación de poderes y una regeneración política que incluya unas listas abiertas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.