De madrugada -pasadas las cinco de la mañana-, cuando casi todos los medios de comunicación ya se habían ido y la mayoría de los jóvenes estaban durmiendo, una decena de furgones policiales cargados de agentes antidisturbios irrumpieron en la madrileña Puerta del Sol para desalojar uno por uno a los más de cien de manifestantes que permanecían acampados para exigir una democracia real en España.

Han formado un cordón rodeándonos y han empezado a empujarnos En apenas media hora, y sin una respuesta violenta por parte de los acampados, la Policía Nacional y la Municipal acordonaron la zona, echaron por la fuerza a cada manifestante, y dieron paso a los servicios de limpieza, que en pocos minutos ya desmantelaban las casetas montadas en Sol.

Pese la que era una protesta pacífica (el grito unánime fue "no a la violencia") se vivieron momentos de tensión ya que los jóvenes se negaban a dejar la plaza. Pero la orden de Delegación del Gobierno era clara: despejarla aunque hubiera que llevárselos a rastras. La operación se cerró con un detenido y con un agente de la Policía herido, según informa la Jefatura de la Policía.

"Han formado un cordón rodeándonos y han empezado a empujarnos", cuenta Pablo, uno de los manifestantes. "Primero nos rodearon los antidisturbios de la Policía Nacional. Después, en grupos de a cinco, la Policía Municipal nos fue echando de la plaza", explica.

Los manifestantes, que tacharon de "ilegal" el desalojo, llevaron a cabo entonces una sentada en la calle Preciados, hasta pasadas las siete de la madrugada. Tras unos momentos de confusión, se volvieron a organizar y prometieron seguir adelante con más movilizaciones.

"Le llaman democracia y no lo es", "Madrid despierta, la calle está indignada" y "Esto es una dictadura, queremos una democracia", son algunos de los lemas que se podían leer en sus pancartas.

El grupo se replegó después a un lugar de Madrid que no quisieron especificar para mantener la protesta. Además, han convocado a través de las redes sociales una nueva concentración multitudinaria para este martes a las 20 horas, también en Sol.

La noche en la acampada

Antes de que los agentes vaciaran la céntrica plaza madrileña, la noche había transcurrido sin incidentes. Cientos de jóvenes (y no tan jóvenes) deseosos de cambiar el sistema político actual se juntaban en la plaza y se organizaban con el objetivo de permanecer allí. Con la presencia de personalidades como el actor Guilllermo Toledo, se organizaron asambleas en las que cualquiera estaba invitado a participar y en las que la opinión de todos era bienvenida.

El objetivo era agrupar a toda la sociedad civil interesada en cambiar el sistema actual Asociaciones de vecinos, sindicatos, plataformas ciudadanas... el objetivo de los miembros de Democraciarealya y otras tantas organizaciones que participaron en las protestas del 15 de mayo y la posterior acampada era agrupar a toda la sociedad civil interesada en cambiar el sistema actual, que según ellos está dominado por el bipartidismo, la corrupción y los intereses económicos. Sol era un hervidero de ideas y proyectos de las que formaban parte no sólo estudiantes, sino también mileuristas, parados, desahuciados por no pagar la hipoteca y todo tipo de personas.

Con más semejanzas a un moderno 'Mayo del 68' que a un botellón de 'ni-nis', la acampada de Sol ha concitado la atención no sólo en España, sino en todo el mundo. Ayer en Twitter las etiquetas "#spanishrevolution" y "#acampadasol" eran Trending Topics mundiales, es decir, temas candentes a nivel global. Quizás buscando un movimiento similar a los ocurridos en los países árabes o en la más cercana Grecia, los jóvenes tomaban la Puerta del Sol y las redes sociales para mandar una llamada de atención a la política tradicional.

El movimiento "Acampada Sol" pretendía permanecer en la Puerta del Sol hasta el día de las elecciones, el 22 de mayo, en demanda de mejores condiciones sociales, y del derecho a la vivienda y al trabajo. "Queremos que se promueva la conciencia social, que se defienda la dignidad de las personas por encima de los intereses financieros, algo que hasta ahora no ha sucedido", explicaba este lunes a 20minutos uno de los portavoces del grupo. "No pertenecemos a ninguna asociación ni partido político, sólo estamos aquí, luchando por nuestros derechos".

La asamblea que tuvo lugar horas antes del desalojo, hacia las 20 horas, convocó para este martes a mediodía una concentración de apoyo a los detenidos tras la manifestación del 15-M -también en solidaridad con el arrestado durante la noche-,  frente a los juzgados de Plaza de Castilla. En la protesta, de más de un centenar de personas, se han desarrollado algunos incidentes.

La Jefatura Superior de Policía ha confirmado que este martes pasarán a disposición judicial 18 de los 19 jóvenes detenidos el domingo, ya que uno de ellos ya ha sido puesto en libertad por problemas de salud, con la obligación de comparecer ante el juez cuando sea requerido. El arrestado hace unas horas permanece en dependencias policiales para prestar declaración.

Encuesta

¿Crees que el movimiento del 15-M provocará un cambio político?

Sí, al fin los jóvenes se han organizado para hacer frente a la crisis.
52,33 % (8796 votos)
No servirá de nada, pues es un movimiento que no puede contra el sistema político.
11,72 % (1970 votos)
Es un buen comienzo, pero necesita convertirse en una organización permanente.
35,95 % (6044 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.