La pastelería soriana Tres Chocolates fabricará a partir de otoño gominolas con sabor a cardo rojo de Ágreda, coincidiendo con la época de recogida de esta hortaliza típica de la huerta de esta comarca de la provincia de Soria.

Así lo ha anunciado a la agencia Europa Press el propietario de la pastelería Tres Chocolates, Juan Carlos Lavilla, que es el creador de las primeras gominolas que se fabrican en España con sabor a verdura, en concreto a judía verde, zanahoria, pimiento del piquillo, yema de espárragos, cebolla confitada aromatizada con miel con aroma de tomillo y tomate.

El objetivo de Juan Carlos Lavilla es sumar a su carta de gominolas el sabor a cardo rojo de Ágreda que ya ha incluido con "mucho éxito" a sus características tartas nupciales en las que está especializa la pastelería Tres Chocolates. En concreto, este obrador elaboró el pasado invierno tartas de cardo rojo de Ágreda confitado con crema de turrón de Jijona que, según ha reconocido su creador, consiguieron mucha aceptación entre sus clientes, lo que le ha animado a trasladar este alimento a sus gominolas con sabor a verdura.

Según ha relatado Lavilla, la idea de llevar el sabor de las verduras y de las hortalizas a las gominolas surgió de las Jornadas de la Verdura de la Ribera, en las que se propuso hacer "algo diferente" con estos alimentos que ahora se utilizan a modo de 'chuche' para acompañar ensaladas, carnes y pescados, salsas agridulces o foies, además de servir de entrante y como postre "para los más atrevidos".

Tras varios días de trabajo, de mezclas y de pruebas de formas y texturas, Juan Carlos Lavilla dio con la fórmula para sus gominolas con sabor a verdura que se pueden degustar en los restaurantes de la Ribera para los que trabaja este obrador soriano.

Ni colorantes ni saborizantes

Lavilla ha asegurado que sus particulares 'chuches' están elaboradas con purés de verduras y hortalizas procedentes todos ellos de productos de la tierra totalmente naturales, "frescos y de temporada" a los que somete a una técnica de cocción de distintos azúcares a los que añade gelificantes para unir la mezcla. Tras un juego de temperaturas y reposos en función de la verdura con la que trabaje y de la textura que persiga, el repostero soriano consigue sus particulares gominolas a las que no suma "ni colorantes ni saborizantes", según ha garantizado.

Para Juan Carlos Lavilla sus gominolas con sabor a verdura se han convertido en "un plus de la empresa", que nació hace cinco años y medio y se especializó en postres de boda y personalizados. "Es una pastelería innovadora, diferente a las demás", ha significado su propietario, que cuenta con una carta con más de 60 referencias o sabores entre los que se encuentra una tarta con sabor a té verde con crema de yogur y mango y otra de boletus con una confitura de estos hongos y crujiente de praliné de almendra marcona, además de la de cardo rojo de Ágreda y crujiente de almendra.

Este repostero ha creado también una tarta de tiramisú crujiente, que es "la especial de la casa", o la "tabla de nogal", que es un pastel de nueces con pirámide de chocolate, además de una delicia de mango con cremoso de higo.

"Vamos trabajando bastante bien", ha aseverado Lavilla, que trabaja en su obrador de Ágreda junto a otras dos personas. Este repostero se ha formado en León, Huesca y Barcelona y, aunque empezó su carrera en la cocina tradicional, optó por especializarse en la pastelería. "Me gustaba más y me llamaba más la atención", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Soria.