La economía española creció un 0,3% en el primer trimestre, una décima más de lo previsto

  • El PIB interanual creció dos décimas respecto al trimestre precedente.
  • La "modesta recuperación" se debe a la mayor contribución del sector exterior.
  • El consumo de los hogares se mantuvo débil.
  • La Comisión Europea exige más esfuerzos para reducir el déficit público y advierte de que el paro continuará subiendo hasta el 20,6%.
Elena Salgado, durante una rueda de prensa.
Elena Salgado, durante una rueda de prensa.
Susana Vera / REUTERS

La economía española creció el 0,3% entre enero y marzo respecto al trimestre anterior, y el 0,8% frente a los tres primeros meses de 2010, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estos datos mejoran lo anunciado el pasado viernes por el Banco de España, que auguró un crecimiento trimestral del 0,2% entre enero y marzo, y del 0,7% en términos interanuales.

Según el dato avanzado publicado, el Producto Interior Bruto (PIB) interanual creció dos décimas respecto al trimestre precedente debido fundamentalmente a la mayor contribución del sector exterior.

Esta "modesta recuperación" de la economía fue posible, según el supervisor, por la aportación positiva trimestral del sector exterior, tres décimas del PIB, gracias a la fortaleza de las exportaciones, en tanto que la contribución de la demanda interna siguió siendo negativa, aunque "apenas retrocedió".

El Banco de España indicó que el consumo de los hogares se mantuvo débil, lo que se explica en un contexto "poco propicio" para el gasto de las familias, caracterizado por la evolución aún negativa del mercado laboral, la disminución del valor de la riqueza inmobiliaria, la restricción del crédito, el aumento de la inflación y la caída de la renta disponible.

La Comisión Europea pide más

La Comisión Europea cree que España debe adoptar medidas adicionales para cumplir sus objetivos de reducción del déficit debido a un escenario macroeconómico menos favorable.

Según la Comisión, el déficit se situará en el 6,3% del PIB en 2011 y el 5,3% del PIB en 2012, por encima de lo previsto por el Gobierno español.

Bruselas considera que la economía española crecerá un 0,8% en 2011 y un 1,5% en 2012, por debajo de las proyecciones del Gobierno español (el 1,3% este año y el 2,3% en 2012) y advierte de que el cumplimiento de las metas de reducción del déficit "también dependerá de que los gobiernos regionales cumplan estrictamente con sus objetivos".

Peores datos del paro

El documento también es menos optimista que el Gobierno español en cuanto al empleo, al asegurar que el paro continuará aumentando en 2011 hasta alcanzar el 20,6 % de la población activa, y estimar que "los primeros signos de recuperación" no aparecerán "antes de finales de este año" debido a una gradual recuperación del sector privado.

Asimismo, alerta de que los altos porcentajes de desempleo de larga duración indican "un aumento en el componente estructural del desempleo" y recuerda que España sigue teniendo un mercado laboral muy segmentado entre contratos fijos y temporales.

"Aunque la reforma laboral de junio de 2010 pretende reducir esta dualidad, los cambios inevitablemente tomarán su tiempo", señala el texto, que predice que los salarios seguirán moderándose hasta "niveles históricos", favoreciendo una mejora de la competitividad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento