Tierra Santa
Tierra Santa, uno de los cabezas de cartel Extremusika

En la tarde del viernes ya se podían contabilizar hasta 20.000 personas en el recinto, según la organización.

El encuentro se inauguró con la actuación de El desván del duende, una mezcla que aúna rumba, flamenco, pop y poesía. Por el escenario también desfilaron The Buzzos, con un impecable directo, y La Familia Iskariote, cargada con trompeta, saxo y gaita.

Otros que supieron animar al público a base de rock 'bien aliñado' fueron El gitano, la cabra y la trompeta, y la banda Mas. Loquilo, por su parte, ofreció toda una lección de veteranía a base de rock sofisticado.

Celtas Cortos: 20 años de trabajo

En la segunda y última jornada del Extremusika, Celtas Cortos fueron los encargados de poner un cierre de lujo.

 Cumplidos 20 años de trabajo y lucha juntos, subieron al escenario conscientes de la expectación que levantaba el regreso de 'Cifu' después de una travesía en solitario.

En una entrevista con los integrantes del grupo, uno de ellos, Alberto García, no rechazó la existencia de 'caudillismo' en el equipo, pero 'un caudillismo bastante compartido, porque Celtas Cortos es un taller de música, donde la labor de cada uno de nosotros es imprescindible, aunque no insustituible'.

El festival extremeño logró reunir, en los dos días durantes los que se celebró, a 50.000 personas.

Lapicero¿Has estado en el Extremúsika? Cuéntanos todo sobre el festival en nuestro foro

Y si tienes fotos, las publicaremos en nuestra fotogalería. Escríbenos.

NOTICIAS RELACIONADAS:

  • Especial: todos los festivales