Suspenden la declaración del yerno de los Tous por la aparición de vídeos de la defensa

Lluís Coromines, yerno de los Tous.
Lluís Coromines, yerno de los Tous.
ARCHIVO

Nuevas pruebas, principalmente videográficas presentadas por la defensa del yerno de la familia Tous, Lluís Corominas, han obligado a la juez a suspender el juicio hasta este miércoles para que tanto la Fiscalía como la acusación particular puedan visionarlas.

Se trata, entre otras, de dos vídeos: en el primero, supuestamente, se ve y escucha todo lo que ocurrió la tarde del 6 de diciembre de 2006 en la garita del vigilante, es decir, las conversaciones que éste mantuvo tanto con Corominas como con los Mossos tras descubrir que unos asaltantes habían entrado en la casa. El segundo vídeo es un mosaico, editado, que divide la pantalla en cuatro, mostrando la finca desde varios ángulos que dan una idea a tiempo real de lo que estaba sucediendo en la propiedad de los joyeros.

Fuentes de la defensa han explicado que no han aportado estas pruebas hasta ahora (cuatro años después de los hechos) para no "devaluar" las pruebas y para lograr que el jurado del caso las viera por primera vez en el juicio, no a través de los medios de comunicación. La Fiscalía y la acusación se han mostrado sorprendidos y han asegurado que necesitan un tiempo de análisis antes de continuar con el juicio y que la juez tendrá que decidir si admite o no.

Jefe de seguridad

En el juicio, Fiscalía y acusación particular y defensa han discrepado este martes en sus argumentaciones sobre si el yerno de los Tous ejercía como jefe de seguridad para la conocida familia de joyeros.

La defensa ha expuesto que Corominas tiene el título de jefe de seguridad, pero no ejercía como tal, mientras que las acusaciones han matizado que los Tous no tenían contratada a ninguna empresa más de seguridad y han propuesto a la juez incluir pruebas que demuestran que sí lo hacía. Este detalle podría reflejar si el acusado tenía o no la experiencia y el temple necesarios para afrontar los hechos y podría aclarar si los disparos se efectuaron o no en defensa propia, movido por el hecho de que la Policía no había llegado y los asaltadores podrían ir armados.

En su turno, el letrado de la defensa también ha pedido al jurado (seis hombres y tres mujeres, más dos suplentes) que se ponga "en el corazón, la piel y en la cabeza" de Corominas el día de los hechos y ha destacado que la situación, al verse desvalido por la ausencia de los Mossos, provocó al acusado angustia y ansiedad que desencadenó en los disparos.

Por su parte, tanto la fiscal como la acusación particular (que representa a la mujer y el hijo del fallecido), han recalcado al tribunal popular que lo que se está juzgando es el homicidio y no el robo "ni a las bandas organizadas que asaltan hogares" ni la eficacia o ineficacia de la actuación de los Mossos d'Esquadra, que tardaron en llegar al lugar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento