Arenas urge planes individuales de protección a mujeres maltratadas con seguridad privada "si hace falta"

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha considerado este lunes "insuficientes" las medidas implementadas contra la violencia de género y ha demandado la puesta en marcha a corto plazo de planes de protección individual a mujeres maltratadas con la participación "si hace falta" de efectivos de seguridad privada para colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías locales.
Momento Del Acto De Repulsa Celebrado En Almería Con La Presencia De Arenas
Momento Del Acto De Repulsa Celebrado En Almería Con La Presencia De Arenas
EUROPA PRESS

El presidente del PP-A, Javier Arenas, ha considerado este lunes "insuficientes" las medidas implementadas contra la violencia de género y ha demandado la puesta en marcha a corto plazo de planes de protección individual a mujeres maltratadas con la participación "si hace falta" de efectivos de seguridad privada para colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías locales.

Arenas, quien ha participado en la capital de Almería en la concentración de repulsa convocada por el Ayuntamiento tras el asesinato el domingo de Arancha E.L, una joven de 30 años a la que su ex compañero sentimental, un hombre de 42 años identificado V.F.C., asestó hasta 20 puñaladas, ha señalado que, si bien "se han hecho algunas cosas" para erradicar esta lacra social, "resulta necesario dar un paso más que pasa por planes individuales de protección".

En declaraciones a los periodistas, el líder 'popular' ha considerado que las administraciones públicas deben extremar la tutela sobre todo, ha ahondado, en aquellos casos en los sobre el agresor pesa una orden de alejamiento al tiempo que ha apuntado que, a su juicio, una vez se celebren los comicios de 22-M, "sería un buen momento para que se pongan en marcha con la colaboración de todas las policías locales, la Policía Nacional y la Guardia Civil y, también, si hace falta, con seguridad privada".

Arenas, que ha lamentado que existan personas que "guiadas por el salvajismo y la barbarie consideren que tienen derecho a quitarle la vida a otras personas", ha asegurado que todo el gasto que se haga "está más que justificado si se consigue salvar la vida de una mujer en Andalucía" y ha advertido de que hay aún "mucha tarea por hacer" en materia de concienciación que "debe empezar por los colegios y una educación en la igualdad de todas las personas independientemente del sexo", ha añadido. ALCALDE:

"no puede haber ni una ínfima justificación"

Por su parte, el alcalde de la capital almeriense, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha abogado por que la ciudadanía "sepa y sea consciente" de que la lucha contra la violencia de género es "de todos, sin distinción" y de que exige el "trabajo conjunto de las administraciones públicas y la sociedad". "No puede haber la más mínima impresión de que puede haber una ínfima justificación para un hecho semejante", ha afirmado.

En esta línea, ha tildado de "fundamental" que "nadie dé un paso atrás y que cada uno aporte lo que pueda" y ha señalado que, frente "al dolor que todos sentimos por un asesinato de este tipo", resulta "doloroso comprobar que pese al tiempo transcurrido, las medidas que se han puesto en marcha y la legislación vigente, sigue siendo una práctica habitual en este país".

A la concentración de repulsa por la muerte el domingo de Arancha E.L. a manos de su ex pareja V.F.C., de 42 años, han asistido además de Javier Arenas, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, el portavoz del grupo municipal del PSOE en el Consistorio, José Antonio Amate, la coordinadora provincial del IAM, Agueda Cayuela, el presidente de GIAL y concejal de Urbanismo, Juan Megino, el edil de IULV-CA, Rafael Estebán, y alrededor de un centenar de vecinos de la ciudad.

La víctima recibió hasta 20 puñaladas de manos de su presunto agresor, quien fue arrestado sin oponer resistencia en momentos posteriores cerca del lugar en el que se hallaba el cuerpo, ya que llegó a ser retenido por varios vecinos de la zona cuando se encontraba sentado en un banco. La agresión se produjo frente al número 20 de la calle Vinaroz, en la barriada de El Zapillo.

V.F.C. se encontraba separado de su mujer desde hacía un mes ya que habían iniciado los trámites de divorcio. La pareja, que tenía dos hijos de 6 y 9 años de edad, habían mantenido una fuerte discusión en torno a la comunión de una de sus hijas, según confesó a la policía en el momento de la detención el agresor, quien pasará previsiblemente este martes a disposición judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento