La Audiencia Provincial juzgará a partir de este lunes, día 9, a un hombre acusado de prender fuego en un terreno de su propiedad en Bores, Vega de Liébana, y para quien el fiscal pide 18 meses de prisión e indemnización de 2.500 euros.

Los hechos tuvieron lugar el 16 de marzo de 2008, sobre las 14.00 horas, en una finca del acusado, L.T.B., situada en el paraje conocido como 'Santa Playa'. Previamente, el hombre había llamado al 112 para preguntar si con un permiso podía proceder a la limpieza de su finca, mediante la quema de rastrojos y matorrales.

Tras responderle afirmativamente, el acusado inició una quema intencionada de matorrales y árboles pequeños en el límite de su finca, de forma intencionada y con ánimo de ganar terrenos para pasto, sin adoptar las "suficientes" medidas de seguridad para evitar que el fuego se propagara a las fincas colindantes, según la acusación.

El fuego, debido al viento, se propagó a seis fincas colindantes u quemó una superficie de 0,80 hectáreas desarboladas y 0,20 arboladas. El incendio quedó controlado a las 15.00 horas.

El Ministerio Público califica los hechos como delito de incendio forestal y pide una condena de 18 meses de prisión e indemnización de 2.500 euros al Gobierno de Cantabria por los daños ambientales causados y el coste de la extinción.

El juicio comenzará a las 09.30 horas en la Sección Tercera de la Audiencia y está previsto que se prolongue hasta el día 12.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.