IU pide un calendario de cierre a corto plazo de las nucleares españolas y su sustitución por energías renovables

EB reclamará la inclusión en el plan de emergencias de Vitoria de medidas ante el riesgo de emisiones radiactivas
Gaspar Llamazares, En La Concentración De Vitoria
Gaspar Llamazares, En La Concentración De Vitoria
ROBERTO CACHO

El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado este domingo que en el desastre nuclear de Fukushima (Japón) ha entrado en crisis el modelo de Garoña y el conjunto del modelo nuclear, lo que debería llevar no sólo al cierre inmediato de la central burgalesa, sino a un calendario de cierre de la energía nuclear y a su sustitución por energías renovables.

Llamazares ha realizado estas declaraciones en una concentración de candidatos y militantes de Ezker Batua frente al Artium de Vitoria que portaban una pancarta con el lema "No a las centrales nucleares. Nuklearik ez".

En el acto, que se ha prolongado por espacio de media hora y en el que se han escuchado eslóganes como "oña, oña, oña, Garoña ni de coña", había también dos simpatizantes de EB disfrazados con buzos blancos y mascarillas para denunciar el peligro que supone la central nuclear para Alava.

El dirigente de IU ha denunciado que durante el accidente de Fukushima, tanto el Gobierno español como los dos grandes partidos, PSOE y PP, "miraron para otro lado" y han aplazado el cierre de Garoña cuando, según ha recordado, debería haber sido cerrada este año.

Ha apuntado que las instalaciones nucleares españolas hoy sólo emiten la mitad de la energía porque "o bien están paradas por recarga de energía o por alarmas, accidentes e irregularidades", lo que, a su juicio, demuestra "no sólo que la energía nuclear es peligrosa más allá de Garoña, sino que es posible, en un calendario de cierre muy corto, sustituir la energía nuclear en España, que sólo aporta el 19 por ciento del conjunto de la energía".

Medidas ante riesgo nuclear

En la misma línea, el candidato de EB a la Alcaldía de Vitoria, José Navas, ha advertido de que la capital alavesa no incorpora en su plan de emergencias medidas ante la amenaza nuclear, por lo que su formación política reclamará su inclusión inmediata ante el riesgo de emisiones radiactivas.

Según ha precisado, el de Garoña no es un debate de suficiencia energética, sino exclusivamente económico, porque la central "ya está amortizada y cada año más de funcionamiento sirve para engordar los beneficios de sus dueños, quienes pretenden obtener los máximos beneficios a costa de nuestra seguridad".

"Si esta central estuviera en Alemania ya se habría clausurado, si estuviera en Francia, también estaría cerrada, porque no permiten su funcionamiento tras finalizar su vida útil, y si estuviera en Estados Unidos habría sido reformada, porque sus reactores son idénticos a los moribundos de Fukushima", ha explicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento