Aguirre y Gallardón piden el fin del gobierno del PSOE y Gómez y Lissavetzky llaman a las urnas

  • La presidenta de la Comunidad de Madrid asegura que la gestión del PSOE deja "una España dividida, arruinada y con ETA en las instituciones".
  • Por su parte, los socialistas, apoyados en su mitin por Felipe González y Javier Solana, aseguran que si sus simpatizantes van a votar, ganaran el 22 de mayo.
  • Rajoy asegura que hará "oídos sordos" a los "insultos" de los dirigentes del PSOE.
El candidato del PSOE al ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky (i); el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez (d) y el expresidente del Gobierno, Felipe González (c), saludan a los asistentes durante el acto electoral en la capital.
El candidato del PSOE al ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky (i); el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez (d) y el expresidente del Gobierno, Felipe González (c), saludan a los asistentes durante el acto electoral en la capital.
Fernando Alvarado / EFE

Día movido de campaña electoral en Madrid. Los candidatos del PP a la Presidencia de la Comunidad y la Alcaldía de la ciudad, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, han pedido el voto, en un mitin que ha cerrado el presidente del partido, Mariano Rajoy, para decir "basta ya" al Gobierno del PSOE, "el peor de la democracia", según la presidenta. El mitin, que ha interrumpido unos segundos un activista antitaurino mientras hablaba Aguirre, se ha celebrado ante unas 5.000 personas, según fuentes del PP, en la explanada del puente del Rey, en pleno parque del Manzanares.

Aguirre ha dicho que "el próximo día 22 España va a cambiar de rumbo, los españoles van a decir a los socialistas que basta ya y lo van a decir de una manera arrolladora". La presidenta regional ha dicho que el resultado de estas elecciones "tiene que ser tan apabullante que no deje la menor duda de que los españoles están hartos del peor Gobierno de la democracia". "El balance de estos siete años de Gobierno es una España arruinada, una España dividida y la ETA en las instituciones", ha declarado Aguirre, la única de los tres intervinientes que se ha referido a la presencia de Bildu en las elecciones.

Además, ha tenido "un recuerdo muy especial para todas las víctimas del terrorismo etarra, para todos los policías nacionales y los guardias civiles que se han jugado la vida para recabar las pruebas irrevocables de que Bildu es una maniobra de ETA". Un recuerdo que ha hecho extensivo para todos los concejales del PP que "se van a sentar" en los ayuntamiento del País Vasco, Navarra y el Parlamento Foral, "junto a quienes les persiguen, les amenazan, les apuntan y les asesinan".

A la mitad de este discurso, un activista antitaurino ha interrumpido la intervención mostrando un cartel y pidiendo a gritos la abolición de la tauromaquia, ante lo que los asistentes han acabado aclamando a la candidata como "torera, torera". "Estoy en total desacuerdo con las prohibiciones, a ti te gustan y a mí no, pero yo estoy dispuesta a luchar para que puedas expresar aquello en lo que crees", le contestado Aguirre desde el micrófono.

Por su parte, el alcalde de Madrid ha pedido un voto "masivo" para los candidatos autonómicos y municipales del PP que contribuya a llevar después a Mariano Rajoy a la Moncloa y acabar con la "absurda política de resignación" del PSOE. Ruiz-Gallardón, que al igual que Aguirre ha pedido a los madrileños que no se confíen en la victoria que pronostican las encuestas, que la presidenta ha calificado como "macanudos", ha opinado que "estas no son unas elecciones más" aunque desde el PSOE se diga que hay que hablar "solamente de farolas y de limpieza de calles" y no "del empleo, del paro, de la frustración de cinco millones de españoles" sin trabajo. A su juicio, estas elecciones autonómicas y municipales son la ocasión "de cambiar el rumbo de una situación tan profundamente equivocada como la de los siete años del Partido Socialista", de "cambiar el discurso de resignación y de pesimismo en el que ha caído el PSOE".

Los socialistas insisten en que Aguirre tiene un "proyecto clasista" para Madrid

Por su parte, el candidato socialista a la alcaldía de Madrid,Jaime Lissavetzky, ha ofrecido un "pacto de la Villa" para sus primeros días de gobierno, en un mitin multitudinario en Aluche en el que el aspirante a presidente, Tomás Gómez, ha llamado a la movilización: "si los nuestros van, ganamos el día 22 de mayo", ha dicho.

Ante unas 3.000 personas que se han congregado en el parque de Aluche bajo el sol, Gómez y Lissavetzky han estado apoyados por los históricos Javier Solana y Felipe González, con los que se han volcado los presentes, al igual que con Zapatero, al que han ovacionado cuando Lissavetzky ha asegurado que se sentía "orgulloso" de él.

"Las encuestas reflejan que hay mayoría de madrileños que quieren cambio en Madrid. ¡Hablad con los nuestros! ¡Si los nuestros van, ganamos el 22 de mayo! ¡Hay que movilizar Madrid! ¡El día 22 de mayo todos los hombre y mujeres de izquierdas a votar al Partido Socialista", ha reclamado Tomás Gómez.

En su intervención, Gómez ha insistido en que Esperanza Aguirre tiene un "proyecto clasista" y en que, si gana las elecciones, instaurará el copago sanitario. "Si eres rico y del norte, Esperanza Aguirre va a defender tus intereses en todo momento, pero si eres del sur y del este Esperanza Aguirre no va a defender tus intereses, aunque la votes", ha advertido el candidato a pocas horas del debate que protagonizará esta noche con Aguirre en Telemadrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento