Condenan a tres meses de prisión y al pago de 700 euros al autor de un incendio en Lucena

El Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva ha condenado a tres meses de prisión y al pago de más de 700 euros al autor de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave en el paraje Las Alconeras, en terreno correspondiente a una finca agrícola de canon propiedad del Ayuntamiento de Lucena del Puerto, y ha absuelto a otra persona, al que en un principio también se postuló como culpable de los hechos.

El Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva ha condenado a tres meses de prisión y al pago de más de 700 euros al autor de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave en el paraje Las Alconeras, en terreno correspondiente a una finca agrícola de canon propiedad del Ayuntamiento de Lucena del Puerto, y ha absuelto a otra persona, al que en un principio también se postuló como culpable de los hechos.

Según reza en la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, queda probado que sobre las 17,25 horas del día 15 de abril de 2009 se desencadenó un incendio en el citado terreno, explotado por una empresa agrícola, de la que es encargado el culpable.

Este incendio que se extendió, avivado por el viento, hasta la zona forestal colindante, afectó a una extensión aproximada de 0,2 hectáreas de pino y matorral y quedó extinguido por efectivos del Infoca sobre las 20,20 horas del mismo día, ocasionando desperfectos en la finca por importe de 400 euros, mientras que los gastos irrogados a la Junta de Andalucía por las tareas de extinción ascienden a 249,12 euros.

El fuego se inicia al ordenar encender el condenado, socio de la empresa que explota la finca y encargado de ésta, una hoguera para destruir restos procedentes de la actividad agrícola, y concretamente cartones, plásticos y basura. Para efectuar dicha quema, éste no solicitó permiso oficial alguno; no hizo emplazar un cortafuegos para evitar la propagación de las llamas y no adoptó medida alguna de vigilancia sobre el fuego, lo que propició que el viento extendiera las llamas con el resultado descrito.

Respecto a la persona que se postuló como culpable en un principio, finalmente no se ha acreditado que éste fuera el trabajador de la finca que ejecutó la orden del encargado y encendió la hoguera, ni que tuviera otra participación en estos hechos.

Por su parte, el Ministerio Fiscal en sus conclusiones definitivas calificó los hechos como constitutivos de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave y reputando responsables del mismo en concepto de autores a estas dos personas, solicitó las penas de cuatro meses de prisión y multa de cuatro meses, con seis euros de cuota diaria, debiendo ambos indemnizar conjunta y solidariamente a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en 1.249,12 euros por los gastos de extinción del incendio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento