Scarlett Johansson
La actriz apareció pelirroja junto a su hermano mellizo Hunter. EFE

Cada vez son más las celebrities que no se pueden resistir ante el que ya se considera el tono de la temporada, el rojo. Rihanna, Drew Barrimore, Blake Lively y ahora la mismísima Scarlett Johansson abandona su mítico color rubio para pasarse al rojo más sensual.

Scarlett apareció luciendo un dulce tono rojizo con guiños caobaEl 1 de mayo se celebró en la mismísima Casa Blanca la Cena de Corresponsales, a la que acudieron varias estrellas hollywoodienses, pero sin duda gran parte de la atención recayó en Scarlett, que apareció luciendo un dulce tono rojizo con guiños caoba.

El rojo un poco más apagado es ideal para pieles más claras, como la de la actriz. Ella además ha preferido mantener el color castaño de sus cejas consiguiendo un contraste evidente aunque muy favorecedor.

Para rematar su nuevo look, nada mejor que dotar de protagonismo al nuevo color recurriendo a un maquillaje muy natural y discreto, con los ojos fínamente perfilados en color negro tanto el párpado superior como inferior un un toque de color rosa palo en los labios recurriendo al efecto glossy, consiguiendo así una boca jugosa y sexy.

La actriz, quien presumiblemente podría estar saliendo con el también actor Sean Penn, ha demostrado que no le da ningún miedo experimentar con su pelo, y ya la hemos podido ver de morena, de rubia y ahora de pelirroja. Además, con su favorecedor corte de pelo «bob», Scarlett se ha convertido en un ejemplo perfecto de dos tendencias de temporada de lo más cañeras.