El PSOE perdería las elecciones autonómicas del 22 de mayo incluso en sus tradicionales feudos de Extremadura y Castilla-La Mancha, según las encuestas preelectorales que este jueves ha hecho públicas el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Los socialistas podrían mantener la presidencia extremeña si pactaran con IU, que entraría en el Parlamento con dos diputados (ahora no tiene representación en la cámara autonómica). Asturias, Aragón y Canarias serían las tres únicas regiones en las que el PSOE sería el partido más votado, y podría seguir gobernando en la comunidad aragonesa si reeditara su pacto con el PAR.

Éstos son los principales resultados del CIS a partir de las encuestas realizadas en las comunidades autónomas que eligen sus parlamentos, además de Ceuta y Melilla, así como en siete capitales de autonomías que no celebran elecciones (Barcelona, Santiago de Compostela, Sevilla y Vitoria) y en las ciudades con más de 500.000 habitantes, por lo que han entrado también Madrid, Valencia y Zaragoza.

El pasado 2 de abril, José Luis Rodríguez Zapatero anunció que no se presentará como candidato de su partido a las elecciones generales de 2012. Esto podría haber influido en parte de los cuestionarios, que fueron realizadas entre el 17 de marzo y el 17 de abril, a pesar de que la mayoría de los encuestados afirma que acudirá a votar el 22 de mayo movido por los "temas propios" de su comunidad o ciudad.

En todas las encuestas el porcentaje mayor de los ciudadanos asegura que sigue con "poco interés" las noticias y temas relacionados con las elecciones; menos en Asturias, Ceuta y Melilla, que los siguen con "bastante interés".

Elecciones autonómicas

Castilla La-Mancha

La presidenta regional del PP y candidata a la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, ganaría las elecciones del 22 de mayo en la Comunidad Autónoma al obtener 25 escaños, frente a los 24 que sacaría el candidato socialista y actual presidente regional, José María Barreda.

Esta es una de las autonomías más disputadas entre PP y PSOE, y las respuestas del CIS no son ajenas a la batalla. A la pregunta directa "Suponiendo que las elecciones autonómicas se celebrasen mañana ¿a qué partido o coalición votaría Ud.?",  el 28,1% dice que votaría al PSOE y el 27,8% al PP; no obstante, la estimación de voto realizada por el CIS sobre los votos válidos, sería del 45% para el PSOE y del 46,3% para el PP.

Por otro lado, aunque el 38% de los encuestados cree califica de "regular" la gestión del Gobierno de Castilla-La Mancha durante los últimos cuatro años y en 52,2% cree que la situación general de la comunidad es "peor", si se pregunta por la gestión de José María Barreda en concreto, el 34%4 cree que ha sido "regular y el 34,2% buena.

Es más, el 42% de los encuestados asegura que "prefiere" a Barreda en el Gobierno frente al 28,9% que "prefiere" a De Cospedal como presidenta. En los últimos comicios, los socialistas obtuvieron 26 escaños y los 'populares' 21, aunque estaban en juego dos escaños menos en el Parlamento de Castilla-La Mancha.

Extremadura

El PP ganaría las elecciones autonómicas en Extremadura, al conseguir 32 escaños, si bien el PSOE podría seguir gobernando con el apoyo de Izquierda Unida.

Extremadura también presenta datos curiosos. Un 34% de los encuestados por el CIS asegura que, si las elecciones se celebrasen mañana, votarían al PSOE, mientras que un 29,9% votaría al PP; a partir de estas respuestas y considerando los votos válidos, el CIS estima que el 45,3% votaría al PSOE y el 44,8% al PP. El PSOE obtendría con estos datos 31 escaños e IU volvería a la Asamblea regional con dos diputados: sumarían los 33 asientos de la mayoría absoluta.

Un 44.6% prefiere que Guillermo Fernández Vara, actual presidente, sea quien gobierne Extremadura tras los comicios; el 30.1% prefiere a José Antonio Monago (PP). Un 41,2% dice tener más "simpatía" por el PSOE, frente al 29,2% que dice tenerla por el PP. Aun así, tanto la gestión del Gobierno (45,8%) como del presidente (43.1%) obtienen el calificativo de "regular".

Navarra

Ocho partidos, incluyendo a la coalición Bildu si al final llega a presentarse, se repartirán la tarta de votos en Navarra: el CIS hace una doble estimación de escaños. En ambos supuestos (concurra Bildu o no) UPN seguiría siendo el partido más votado en la comunidad foral; obtendría 17 escaños sin Bildu y 16 con Bildu.

Na-Bai obtendría 12 u 11, también en función de esa concurrencia, y PSOE, PP e IU no variarían sus expectativas y lograrían 11, 6 y 4 diputados forales, respectivamente. Bildu, por su parte, obtendría 2 escaños si el Constitucional da vía libre a su participación. Una vez más, UPN podría seguir en el Gobierno con pactos.

No obstante, sólo el 59,7% de los navarros asegura que acudirá "con toda seguridad" a votar el próximo 22 de mayo. De hecho, un 24,9% no sabe todavía a quién va a votar y un 15,2% dice que no lo haría si las elecciones se celebraban mañana. En respuesta directa a la pregunta de voto, el 2,7% de los votos sería para Bildu; el 14,1% sería para UPN, que está muy por encima de la segunda fuerza, el PSOE, con un 9,9%.

El 28,5% de los encuestados no simpatiza con ningún partido; el 56,3% cree que UPN va a ganar las elecciones, pero sólo al 21,3% le gustaría que ganase. Mientras al 26,7% le gustaría que Yolanda Barcina (la más valorada, con un 4,98) presidiera Navarra, otro 25,6% no muestra preferencia por ningún líder.

Aragón

El PSOE ganaría las elecciones autonómicas del 22 de mayo en Aragón y obtendría 27 escaños, uno más que el PP, que lograría 26.

Según este estudio demoscópico, los otros partidos que obtendrían representación en la cámara legislativa aragonesa serían el PAR, que conseguiría siete diputados, CHA cuatro e Izquierda Unida, tres.

Asturias

El PSOE será el partido más votado en Asturias en las elecciones autonómicas del 22 de mayo aunque la suma del PP y del Foro Asturias, la formación de Francisco Álvarez-Cascos, les daría la mayoría absoluta en el Parlamento regional -23 de 45 diputados-.

El ex ministro es el tercer líder preferido para gobiernar el Principiado (7,9%); los dos primeros son Javier Fernández (25,1%) e Isabel Pérez Espinosa (17,3%); hay que resaltar que el 25,4% "no sabe" por quién decantarse y el 11,4% preferiría a "otro" diferente a los seis candidatos propuestos. Álvarez Cascos, asimismo, no es tenido en cuenta en la pregunta sobre valoración de líderes, que encabeza Fernández (PSOE) con un 4,56.

Uno de los datos más significativos es que el 21,8% de los encuestados "no sabe todavía" a qué partido votar, siendo que el 23,7% dice que va a votar al PSOE, el 20,3% al PP y el 10,4% al Foro Asturias. Esto se transforma en una estimación de voto, según el CIS, del 35,7% para el PSOE, 32,2% para el PP y 15% para el Foro Asturias. A IU, cuarta fuerza política, le votaría el 8,2%.

A pesar de esto, el 35% de los encuestados cree que va a ganar el PP, y el 27,2% cree que lo hará el PSOE.

Baleares

El PP recuperaría la mayoría absoluta en Baleares al situarse en una horquilla entre 32 y 33 diputados en el Parlament, frente a los 29 escaños que obtuvo en 2007.

Por su parte, el PSOE se mueve en una horquilla entre 22 y 23 diputados (en 2007 obtuvo 22 escaños), PSM-IV pierde dos escaños con respecto a las anteriores elecciones autonómicas y obtendría  tres diputados. Por su parte, EU logra un diputado y CxL no obtendría representación parlamentaria.

El 55,9% de los encuestados cree que la situación general en Baleares es "peor" que la de hace cuatro años. El 23,6% "no sabe todavía" a quién votar y el 22,9% no siente simpatía por ningún partido. El 61,2% cree que el PP va a ganar las elecciones en Baleares, pero sólo al 36,4 le gustaría que esto ocurriese, según la encuesta.

El líder más valorado es el socialista y actual presidente Francesc Antich con un 4,95, al que un 23,3% de los encuestados prefiere en el cargo después del 22 de mayo. Un 22,2% prefiere al popular José Ramón Bauzá y un 34,5% "no sabe".

Cantabria

El PP ganaría las elecciones autonómicas en Cantabria, al conseguir 18 escaños, uno más que en los comicios de 2007, mientras el PRC obtendría 13, uno más, y el PSOE conseguiría 8, perdiendo en este caso dos.

Comunidad de Madrid

El PP revalidaría su mayoría absoluta en la Asamblea madrileña, así como en la capital.  De los 129 escaños en juego en la próxima Asamblea de Madrid los populares lograrían 75, con el 52,1% de los votos, mientras que los socialistas tendrían 41 diputados (28,4%) e IU 13 (9,1%).

Un 45,1% de los encuestados cree que la situación general de la comunidad es "peor" que hace cuatro años, aunque el 30,4% califica la gestión de Esperanza Aguirre de "buena". El 22% no sabe aún a quién va a votar, y el 25,3% no muestra simpatía por ningún partido. El 79,1% cree que el PP va a ganar las elecciones (el PSOE recoge sólo un 3.7%), mientras que sólo al 36,3% le gustaría que ganase (al 22,2% le gustaría que ganara el PSOE).

Esperanza Aguirre, la más valorada frente a sus contrincantes con un 5,32, es la preferida por los encuestados para presidir la comunidad tras las elecciones con un 40,7% de apoyos.

Comunidad Valenciana

El PP revalidará la mayoría absoluta en las elecciones autonómicas del 22 de mayo con un 53% de los votos, según la estimación de voto del CIS.

Los populares ampliarám hasta los 24 puntos la diferencia con el PSPV y conseguirá 6 escaños más que en 2007, mientras que el PSPV perderá 5, EU obtendrá 6 y Compromís no lograría representación. Los socialistas obtendrían el 28'8% de los votos, con lo que bajarían de 38 a 33 escaños, mientras que Esquerra Unida se quedaría con seis escaños, de los siete que en su coalición con Compromís recabó en los anteriores comicios.

El 45% de los encuestados cree que la situación general de la comunidad es "peor" que la de hace cuatro años y tanto la gestión del Gobierno como la de Francisco Camps es considerada como "regular" por la mayoría. No obstante, al 42, 1% le gustaría que el PP ganase las elecciones y, de hecho, el 83,6% "cree que va a ganar". El 40% prefiere que Camps (líder más valorado con un 4,72 de media) sea quien presida el Gobierno tras las elecciones.

El 22,5% de los encuestados no siente simpatía por ningún partido y el 21,9% "no sabe todavía" a quién va a votar.

Murcia

El Partido Popular obtendría 31 de los 45 escaños de la Asamblea Regional de Murcia, con el 61,8% de los votos en los comicios autonómicos del 22-M. El PSOE conseguiría 13 escaños, con el 26% de sufragios, e IU-Verdes uno, con el 6,6% de los votos. Según la encuesta del CIS, UPyD lograría el 2,3% de votos, con lo que no entraría en el Parlamento murciano.

La Rioja

El PSOE perdería dos escaños en el Parlamento riojano en las próximas elecciones autonómicas que irían a parar al Partido Popular, mientras que el Partido Riojano se mantendría con los dos parlamentarios actuales.

En concreto, el PP riojano revalidaría y aumentaría su mayoría absoluta en la Cámara, pasando de 17 parlamentarios a 19, mientras que el PSOE de 14 se quedaría en 12, y el Partido Riojano continuaría con sus dos escaños.

Castilla y León

El PP se mantendría como la fuerza más votada en Castilla y León y ampliaría la mayoría absoluta al conseguir una representación de 50 procuradores en las Cortes regionales frente a los 48 escaños que obtuvo en 2007.

Por su parte, el PSOE vería reducida su representación aunque perdería un escaño y pasaría de 33 a 32 procuradores, al igual que UPL que pasaría de dos a un procurador, mientras que IU volvería a tener presencia en las Cortes de Castilla y León con un escaño.

Ceuta y Melilla

El PP también refuerza su hegemonía en Ceuta y Melilla. En la primera ciudad autónoma arrasaría con 21 escaños, frente a los dos del PSOE y los otros dos de UDCE-PSPC, mientras que en Melilla obtendría 16 diputados por cinco de los socialistas, tres de Coalición por Melilla y uno de UPyD.

De hecho, según el CIS, Melilla sería el único territorio autonómico en el que UPyD estaría representada.

Elecciones municipales

Madrid

El PP obtendría la mayoría absoluta en la capital y lograría PP lograría entre 32 y 34 concejales de los 57 de la Corporación, por 17-18 de los socialistas, cinco de IU y la posibilidad de UPyD de conseguir hasta tres ediles.

Barcelona

CiU ganaría las elecciones en Barcelona con comodidad con el 33,1% de los votos y 16 escaños ante un PSC que aguantaría el tipo, consiguiendo el 25,2% de los sufragios y 12 concejales.

Según esta encuesta, hecha entre marzo y abril, CiU subiría cuatro escaños, frente a un PSC que perdería dos, y el tripartito del pasado mandato no se podría reeditar, ya que la suma de los tres partidos de izquierda se quedaría a un solo escaño de la mayoría absoluta.

Sevilla

El PP ganaría las elecciones a la Alcaldía de Sevilla con el 44,4 por ciento de los votos y obtendría entre 16 y 17 concejales, frente al PSOE, que con el 36,7 por ciento de los sufragios se quedaría con entre 13 y 14 concejales. Izquierda Unida se mantendría con el mismo resultado que obtuvo en los comicios de 2007, tres concejales.

Santiago de Compostela

El PSdeG y el BNG podrían seguir gobernando en el Ayuntamiento de Santiago de Compostela, donde los resultados de las próximas elecciones municipales serían similares a los registrados en los anteriores comicios.

La encuesta indica que el PPdeG sería la formación más votada, con el 37,4 por ciento de los sufragios, de manera que obtendría 10 o 11 concejales, frente a los 10 que tiene actualmente.

Zaragoza

El PP ganaría las elecciones municipales del 22 de mayo en Zaragoza y obtendría doce concejales, uno más que el PSOE, que lograría once.

Según este estudio demoscópico, los otros partidos que obtendrían representación en el consistorio zaragozano serían CHA, que conseguiría cuatro ediles, el PAR tres, e Izquierda Unida uno.

Vitoria

En Vitoria, el PP ganaría las elecciones municipales, aunque empataría en número de concejales (8) con el PSE-EE, partido que ocupa actualmente la Alcaldía de la capital alavesa, mientras que el PNV y EB mantendrían el mismo número de ediles (6 y 2).

La encuesta ha estimado la participación de Bildu en los comicios, que lograría tres escaños frente al único concejal que ahora tiene EA, uno de los partidos que, junto con Alternatiba e independientes abertzales, conforman esta coalición electoral.

El CIS también estudia la posibilidad de que Bildu no pueda concurrir a estas elecciones. En ese caso, el PP también resultaría ganador en Vitoria, con nueve concejales, los mismos que el PSE-EE. El PNV ganaría uno y lograría siete, EB mantendría los dos actuales y EA perdería el único que tiene ahora.