Las líneas finas y los detalles de los tatuajes se estropean pasados 10 años

  • Son las conclusiones de un estudio realizado en el University College de Londres.
  • Un modelo matemático a través del movimiento de las partículas colorantes del tatuaje establece en un plazo de 10 - 15 años el tiempo que un tatuaje aguanta en condiciones óptimas.
  • Las líneas más gruesas aguantan mejor el paso del tiempo.
  • Una web permite probar cómo te quedaría un tatuaje.
Una espalda tatuada con inspiración japonesa.
Una espalda tatuada con inspiración japonesa.
Anibaltatoo.com

¿Cómo se verá un tatuaje con el paso del tiempo? ¿Cuánto durará en perfecto estado? Es, posiblemente, la gran duda de los que optan por grabarse con tinta la piel.

Ian Eames, investigador del University College de Londres, acaba de publicar un modelo matemático, publicado en Mathematics Today, que pretende predecir el aspecto de los tatuajes con el paso del tiempo: "Mi investigación proporciona un marco matemático que nos permite predecircómo se moverán en la piel las partículas de tintaen un periodo de 20 años. Esto ayudará a sentar las bases para evaluar las implicaciones de los tatuajes en la salud. También servirá para que las personas que decidan tatuarse se hagan una idea de cómo se verá su dibujo al cabo de los años", explica Eames, en una información recogida esta semana por Europa Press.

El investigador británico ha creado un modelo teórico que integra datos del movimiento de las partículas colorantes del tatuaje en las células cutáneas y que pronostica su evolución a largo plazo. "Las partículas de la tinta son insolubles y no se disuelven, sino que se dispersan. El modelo técnico que he aplicado en este caso es común en, por ejemplo, el estudio de cómo las partículas se propagan en el entorno de un hospital o las turbulencias que esparcen un contaminante en el mar o en el aire", detalla Eames. Las conclusiones a las que llega son que los tatuajes de mayor tamaño y líneas más gruesas envejecen mejor que aquellos que son más pequeños y detallados, puesto que las líneas finas acaban desvaneciéndose antes, en unos diez o quince años, aproximadamente.

Durante el proceso de tatuado, las tintas que se insertan en la dermis provienen, en la mayoría de casos, de metales pesados, como mercurio, plomo, cadmio, níquel, cinc y hierro, y están compuestas por una suspensión de partículas insolubles en agua. Al pinchar la dermis con la aguja, el organismo genera una respuesta inmune que hace que los glóbulos blancos acudan a limpiarla, lo que provoca que se elimine tinta. En un mes, el nexo entre la epidermis y la dermis se habrá reformado, quedando fijo para siempre el tatuaje al cuerpo. Con el paso del tiempo, las células que contienen la tinta mueren, se dividen o se desprenden del organismo, en un proceso inevitable que acabará alterando el dibujo.

"El tipo de piel, la edad, el tamaño del tatuaje, la exposición al sol y el tipo de tinta usada son los factores que determinan cómo cambiará el tatuaje con el tiempo”, aclara el investigador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento