El TSXG desestima el recurso presentado por el condenado por el doble crimen de la calle Oporto

La sentencia afirma que el recurso presentado está "completamente huérfano de fundamentación"

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha desestimado el recurso contra la sentencia —de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo— del doble crimen de la calle Oporto que ha presentado el condenado por los hechos, Jacobo Piñeiro Rial.

La defensa de Jacobo Piñeiro había reclamado la revisión de la condena a 58 años de prisión impuesta a su cliente por dos delitos de asesinato y otro de incendio en una vista de apelación celebrada en el TSXG. En sesión, había afirmado que la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Pontevedra no era "proporcionada" ni estaba "justificada".

Asimismo, el abogado defensor consideraba que la presión mediática en el caso había condicionado la opinión del jurado, que lo había considerado culpable. También había pedido que se aplicasen atenuantes como dilación indebida en el proceso, embriaguez y consumo de drogas y había estimado que se había producido una vulneración del principio de presunción de inocencia.

Por su parte, tanto el letrado de la acusación particular, como el fiscal y el abogado del Estado, habían reclamado que la pena se confirmase, al entender que el recurso de la defensa carecía de "fundamento" y al rechazar las atenuantes y las dilaciones indebidas.

"huérfano de fundamentación"

En la sentencia emitida por la Sala de lo Civil y Penal del TSXG -que tiene fecha del 3 de mayo—, recogida por Europa Press, se destaca que el escrito de recurso presentado por la defensa de Piñeiro se encuentra "completamente huérfano de fundamentación" ya que "todos y cada y uno de los seis motivos que se dicen formulados carecen de amparo procesal". Así, destaca que "no se mencionan motivos, no se mencionan normas infringidas ni, por lo tanto, se efectúa una argumentación merecedora de ser tomada por tal".

Así, la sentencia incluye críticas sobre el citado escrito ya que, según afirma, "causa asombro" que el recurso se "limita" a recordar el fallo de la sentencia de la Audiencia Provincial, a dar cuenta del antecedente de hecho segundo de la citada sentencia, a comentar determinadas declaraciones testificales, a afirmar que la versión de los hechos del acusado y condenado es la misma que hace cuatro años, a hablar de predisposición de los jurados y discutir hechos a tenor del veredicto y a solicitar atenuantes como la obcecación, el miedo insuperable o el trastorno mental transitorio.

De igual modo, la resolución del TSXG indica que, en el acto de la vista de apelación, el recurrente "retiró de modo expreso las manifestaciones de disconformidad acerca de la actuación de jurado plasmadas en el supuesto escrito de recurso -en alusión a predisposición y la influencia mediática_ y "centró su esfuerzo en la inopinada formulación de motivos de recurso" que fueron planteados al margen del citado escrito.

En este punto, recuerda que la admisión de motivos de apelación no incorporados al escrito causaría notoria indefensión y deslealtad procesal a las partes, "injustificadamente desconocedoras" de estas cuestiones hasta el momento de la vista.

También afirma que el recurrente incurre en "confusiones" a la hora de denunciar la vulneración del derecho a la presunción de inocencia ya que, en este caso, "el signo condenatorio" de la decisión adoptada por el jurado "se sostiene en una pluralidad de hechos base razonablemente conducentes a la misma", unos hechos "interrelacionados y no desvirtuados por otros indicios contrarios". Por ello, estima que la del jurado "es una conclusión razonable y desde luego no arbitraria".

Asimismo, desestima la aplicación de atenuantes como la intoxicación por consumo de alcohol y drogas e incluso considera "manifiestamente impertinente, a poco que se repare en el desarrollo de las actuaciones", que se hubiese hablado de dilaciones indebidas.

En ese sentido, afirma que "mal que bien cabe admitir que hable de dilaciones el letrado defensor del acusado y condenado", que "seis días antes de la fecha para la celebración de la vista del recurso de apelación —el 26 de abril— solicitó su suspensión" ya que él mismo decía que "por motivos de agenda no ha tenido oportunidad de iniciar el estudio de las actuaciones hasta principios del pasado mes, cuando lo reconocido es que las tuvo a su disposición desde mediados del mes de marzo".

Por todo ello, la sala del TSXG desestima el recurso presentado por la representación procesal de Jacobo Piñeiro —condenándolo al pago de las costas— y explica que las partes pueden interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo, para lo que disponen de un plazo de cinco días —después de la última notificación de la sentencia—.

Los hechos por los que Jacobo Piñeiro fue condenado ocurrieron en julio de 2006 en un piso de la viguesa calle Oporto. Según se considera probado en la sentencia de la Audiencia Provincial, los jóvenes Julio Ánderson Luciano e Isaac Pérez Triviño recibieron un total de 57 puñadas por parte de Piñeiro, quien posteriormente prendió fuego a la vivienda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento