La compañía de danza de Yuri Grigorovich trae este martes al Auditorio de Murcia 'Espartaco'

Yuri Grigorovich (San Petersburgho, 1927) es el coreógrafo clásico actual más importante. Su trabajo al frente del Kirov de San Petersburgo y del Bolshoi de Moscú le ha ocupado más de cuatro décadas. Son más de 90 coreografías las que ha firmado para el primer teatro de Rusia, donde actualmente sigue trabajando como maestro de baile y coreógrafo. Con su propia compañía viene este martes 3 de mayo a las 20.00 horas al Auditorio Regional Víctor Villegas, dentro del ciclo de Danza para poner en escena 'Espartaco'. Las entradas cuestan 30 y 35 euros.
La Compañía Del Director Ruso Yuri Grigorovich Trae Espartaco
La Compañía Del Director Ruso Yuri Grigorovich Trae Espartaco
AUDITORIO DE MURCIA

Yuri Grigorovich (San Petersburgho, 1927) es el coreógrafo clásico actual más importante. Su trabajo al frente del Kirov de San Petersburgo y del Bolshoi de Moscú le ha ocupado más de cuatro décadas. Son más de 90 coreografías las que ha firmado para el primer teatro de Rusia, donde actualmente sigue trabajando como maestro de baile y coreógrafo. Con su propia compañía viene este martes 3 de mayo a las 20.00 horas al Auditorio Regional Víctor Villegas, dentro del ciclo de Danza para poner en escena 'Espartaco'. Las entradas cuestan 30 y 35 euros.

'Espartaco' es uno de los trabajos más representativos de Grigovorich. Con toda la fuerza de la música de Khachaturian, tan plástica como expresiva, Grigorovich ha sabido construir un gran ballet en el que la danza es, como él mismo dice, la emoción del pensamiento y el pensamiento del sentimiento.

La historia del esclavo tracio que dirigió la rebelión de los gladiadores romanos ha sido llevada al cine, a la literatura, a la música y también a la danza, siendo la coreografía de Grigorovich la más espectacular de todas las existentes, según han informado fuentes de la organización en nota de prensa.

Aunque muy criticado por su talante un tanto autoritario, convirtió el Bolshoi en uno de los íconos de la cultura de la era soviética. Tras su destitución, por Borís Yeltsin en el '95, centró todos sus esfuerzos en la creación de un nuevo complejo cultural en la región de Krasnodar (sur de Rusia). El complejo, apoyado por subvenciones públicas, engloba además de la compañía de danza, una de ballet folclórico, una orquesta, una compañía de música sinfónica y una de teatro.

El ballet creado por Grigorovich cuenta con más de un centenar de bailarines, todos ellos graduados en las principales escuelas de ballet de Rusia y en el colegio profesional que tiene la propia compañía.

Los solistas y profesores del Ballet Bolshoi trabajan estrechamente con la nueva compañía. Ludmila Semenyaka, Nadezhda Pavlova, Anatoly Musarov y AndreiNikonov participaron en las representaciones junto a sus nuevos colegas, y Marina Kindratieva, Rimma Karelskaya, Nikolai Simachev y Mikhail Lavrovsky ensayaron con los artistas.

Yuri Grigorovich es uno de los más destacados y sobresalientes coreógrafos rusos del siglo XX, y sus ballets marcaron hitos en la historia del ballet soviético. Grigorovich posee un agudo sentido del legado clásico, y es plenamente consciente de la contribución vital que los grandes artistas del pasado han realizado a la danza actual. Motivo por el cual se decidió por Espartaco ('la tarjeta de presentación de la danza rusa') y El Corsario.

El Grigorovich Ballet cuenta actualmente con noventa títulos en su repertorio donde se reafirma la intención de preservar la tradición clásica con obras emblemáticas como El Cascanueces, Giselle, El lago de los cisnes, The Golden Age, Spartacus, Raymonda y La bella durmiente

El ballet 'Espartaco' es la más importante obra del compositor Aram Khachaturian. Su estreno tuvo lugar en el escenario del Teatro Kirov de San Petersurgo el 27 de diciembre en 1956, con coreografia de L.Yakobson y la escenografía de V. Jodasevich. El 11 de marzo de 1958 se presentó en el teatro Bolshoi de Moscú Yuri Grigorovich, fue el encargado de coreografiar el ballet para su segundo estrenó en el Teatro Bolshoi de Moscú el**9 de abril del año 1968.

El tema de Espartaco era de un gran valor en el marco de la ideología soviética, por representar al jefe de la revuelta de los esclavos gladiadores que en la Antigua Roma, y como si de un proletario que se rebela se tratara, se levanta contra un orden económico injusto.

Frigia y Espartaco no sólo lucharán contra la injusticia, la vanidad y el vicio, sino que, por sobre todas las cosas, tratarán de preservar el amor que los une, fracasando en su intento de levantamiento contra Roma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento