Al Zawahiri
Imagen de video de junio de 2007 que muestra a Ayman al Zawahiri dando su apoyo al movimiento islamista palestino Hamas. EFE (ARCHIVO)

La muerte de Osama bin Laden en un operativo desarrollado por EEUU en Pakistán coloca a su lugarteniente, Ayman al Zawahiri, en la posición de colocarse al frente de la organización terrorista Al Qaeda. El cirujano egipcio Al Zawahiri, de 60 años, es considerado desde hace años la mano derecha de Bin Laden, y responsable de algunas de las masacres de la organización terrorista.

No en vano, el Gobierno de EEUU ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por su captura, cifra que ascenderá si finalmente, como creen los expertos, asume el liderazgo de la organización. Al Zawahiri conoció a Bin Laden en 1985, en Peshawar, en la frontera afgano paquistaní, donde coincidieron en la organización del traslado de 20.000 combatientes voluntarios árabes contra la ocupación soviética del país.

EE UU le inculpa por los atentados de 1998 contra las embajadas de EE UU en Tanzania y Kenia que causaron 240 muertos De esa época data la fundación de Al Qaeda, creada para combatir el régimen pro soviético de Kabul, y origen del "Frente Islámico Mundial" para combatir a los "cruzados" y a los "judíos", cuya carta fundadora fue firmada en 1998 conjuntamente por Bin Laden y Zawahiri.

Al Zawahiri se casó en 1979 con Azza Nawira, miembro de una acaudalada familia del sur de Egipto, país en el que vivieron hasta 1984, y en el que nació su primera hija Fátima.

Ya adolescente, su nombre estuvo asociado con los militantes mahometanos, y fue arrestado por pertenecer a los "Hermanos Musulmanes", el partido islámico más antiguo del mundo árabe, fundado en Egipto en 1927.

Asesinato de Anuar El Sadat

La primera acción terrorista que se le imputa es organizar en 1981 el asesinato del presidente egipcio Anuar el Sadat en El Cairo. Tras el magnicidio, pasó tres años en prisión por posesión ilegal de armas y posteriormente viajó por Arabia Saudí y Pakistán.

A comienzos de los noventa, siguió a Bin Laden a Sudán cuando éste se estableció en Jartum tras ser expulsado de Arabia Saudí. A mediados de esa década, Al Zawahiri habría viajado a Estados Unidos y Reino Unido con pasaportes falsos en busca de donaciones para su grupo.

En 1995 reapareció junto a Bin Laden en un vídeo en el que ambos amenazaban con represalias contra Estados Unidos por la detención del jeque egipcio Omar Abdel Rahman, en conexión con el atentado de 1993 contra el World Trade Center de Nueva York.

Ideólogo de la organización

Tras la muerte en 1997 en un atentado de Abdulah Azzam, mentor religioso de Bin Laden, Al Zawahiri se convirtió en ideólogo del grupo y se trasladó a los campamentos de adiestramiento de Al Qaeda en Afganistán. Un año después, fue uno de los firmantes de la fatua (edicto) de Bin Laden, en la que se ordenaba atacar los intereses de Estados Unidos en todo el mundo.

En 1999 fue inculpado por EEUU, junto con Bin Laden, y catorce presuntos miembros de su red, por los atentados perpetrados en 1998 contra las embajadas de EEUU en Tanzania y Kenia, que causaron unos 240 muertos.

Tras los atentados del 11-S, la Interpol ordenó su captura bajo la acusación de ser "una de las cabezas de Al Qaeda". El 7 de octubre de 2001, coincidiendo con el primer ataque estadounidense sobre Afganistán, compareció junto a Bin Laden en un vídeo en el que advertía al pueblo estadounidense de que "tu gobierno te está llevando a una guerra que seguro perderá".

En diciembre los medios de comunicación árabes informaron de que su esposa y cuatro hijos habían muerto en un bombardeo estadounidense sobre Kandahar, en el que él mismo había resultado herido.

Intentos frustrados de acabar con su vida

Desde 2004 ha aparecido con frecuencia en vídeos y grabaciones sonoras, lo que ha servido para despejar los rumores sobre su muerte o su precario estado de salud. EEUU ha tratado sin éxito de acabar con su vida. En enero de 2006, de hecho, lanzó un bombardeo en una zona tribal de Bajaur, que mató a 18 personas, bajo la sospecha de que estaba allí.