Carmen Morales
La actriz Carmen Morales. ARCHIVO

La actriz Carmen Morales y el empresario Luis Guerra ya son oficialmente marido y mujer. Los novios han sellado su amor dándose el 'si quiero' en la isla de Ibiza, donde han estado arropados por sus familiares y amigos más cercanos, en una jornada en la que el tiempo, finalmente, ha acompañado.

Blanca y radiante fue la novia, luciendo un modelo digno de una princesa de cuento de hadas. En el Ayuntamiento de San Juan, Carmen Morales ha caminado hasta llegar a su prometido, ataviada con un vestido palabra de honor, al que ha querido dar un toque personal con un cinturón tipo joya. Por su parte, Luis Guerra ha apostado por un traje negro que ha combinado con camisa blanca y corbata también oscura. Elegante a la par que discreto, sin duda emocionado al ver llegar a su prometida junto a la que horas después, ya como marido y mujer, ha posado ante los focos de los fotógrafos.

Con la melena suelta y sin velo alguno, sencilla y muy sonriente, Morales se ha unido en matrimonio a Luis Guerra para alegría de Junior, su padre, que esta misma semana confesaba sentirse muy feliz de ver a toda la familia reunida para la ocasión: "Por fin, tendré a mis tres hijos casados". Y es que el enlace ha reunido, como no podía ser de otra manera, a los tres hermanos de la familia Durcal y a sus respectivas parejas: Carmen con su ahora marido Luis Guerra, Shaila Durcal y Dorio, además de Antonio y Bárbara Suances.

Sin embargo, y a pesar de que el día de la boda ha sido una jornada de mucho júbilo y alegría para el clan Morales, ha sido imposible para ellos no recordar a Rocío Durcal, madre de Morales, y gran ausente a la cita. "Yo la siento por todos lados. Pero hoy y mañana especialmente", ha explicado el viudo de la interprete de rancheras.