El primer ministro en funciones israelí, Ehud Olmert
El primer ministro en funciones israelí, Ehud Olmert, durante la reunión semanal del gabinete en Jerusalén. (Efe) Efe

El jefe de la Policía, Moshé Karadi, ha dado instrucciones de reforzar la seguridad a partir del domingo con cientos de agentes de las academias de policías, y el desplazamiento de fuerzas de las zonas fronterizas a las ciudades.

También las patrullas interurbanas están en estado de máxima alerta, tras el intento de la organización Yihad Islámica de perpetrar un ataque suicida en la zona de Tel Aviv.

El terrorista fue capturado en la carretera entre Jerusalén y Tel Aviv en una espectacular persecución por tierra y aire.

Más de 22.000 efectivos de seguridad

"Las elecciones son el momento cumbre de la democracia aplicada, y la Policía hará todo lo posible para que se celebren de forma pacífica", dijo Karadi anoche.

El nivel de alerta será el máximo definido por el código policial, nivel "D"
El despliegue de seguridad superará los 22.000 efectivos el día de las elecciones, el martes 28, en el que el nivel de alerta será el máximo definido por el código policial, nivel "D".

Dicho nivel establece una completa coordinación de las fuerzas policiales con el Ejército y los servicios secretos, a fin de cerrar cualquier vacío que permita la entrada de algún atacante en Israel.

Posible fraude electoral

La Policía también ha destinado unidades especiales para las zonas más sensibles, las de la comunidad árabe y la ultraortodoxa judía, así como para la correcta aplicación de las leyes electorales.

Los soldados y oficiales del Ejército israelí han comenzado a votar desde hoy
El fraude electoral es uno de los principales temores de los investigadores policiales, ya que en estos comicios los israelíes podrán votar por primera vez con el carné de conducir y el pasaporte.

Para facilitar la disponibilidad de las fuerzas militares el día de las elecciones, los soldados y oficiales del Ejército israelí han comenzado a votar desde hoy.

"El Ejército ha adelantado el proceso electoral para que no haya ni un sólo soldado que se vea impedido de ejercer el voto", dijo al diario Yediot Aharonot el coronel Yosi Sulenik, oficial a cargo del proceso electoral en el Ejército y su enlace con la Comisión Central Electoral.

Máximo de fuerzas

Los primeros colegios electorales han abierto en las bases del norte de Israel, así como en las de la Fuerza Aérea y la Marina, en un intento de la Comisión Electoral de alentar la participación en las urnas militares y disponer del máximo de fuerzas durante la jornada electoral.

La apatía del pueblo despierta grandes dudas sobre los resultados de las encuestas
Entretanto, la campaña sigue adelante en una completa apatía de la población, y con los últimos anuncios publicitarios por los medios de comunicación y los mítines de cierre esta noche en distintas capitales.

La apatía del público despierta grandes dudas sobre si los resultados de las encuestas realizadas, y que dan una cómoda victoria al partido de centro-derecha Kadima, se verán confirmados en el recuento de votos la madrugada del martes al miércoles.

Hasta ahora, y tras la experiencia de los últimos procesos electorales, ningún encuestador se atreve a poner la mano en el fuego por los sondeos que ellos mismos han hecho, y advierten contra el fenómeno de desdibujar las encuestas mediante la mentira al responder.

    NOTICIAS RELACIONADAS