El presidente de Augas de Galicia, Francisco Menéndez, ha ratificado que los propietarios de pozos particulares y traídas, así como quienes utilicen el agua en la actividad agraria y ganadera no pagarán el canon previsto en la nueva legislación gallega.

Menéndez ha firmado este miércoles un acuerdo de colaboración con los sindicatos Unións Agrarias (UU.AA.) y Xóvenes Agricultores (XX.AA.) para desarrollar el reglamento de aplicación del canon del agua. "Los sindicatos se pusieron en contacto con nosotros, preocupados por la aplicación en el medio rural", ha explicado el responsable de Augas de Galicia, que ha considerado "muy sencillo" llegar a un acuerdo con ellos.

Así, ha explicado que la normativa gallega no establece la obligatoriedad de instalar un contador en las captaciones de agua propias y que, con este desarrollo, se establecen los mecanismos para no aplicar el canon a pozos particulares y traídas ni para los usos agrarios y ganaderos.

En este último punto, ha explicado que para que un uso agrícola, forestal o ganadero esté sujeto al canon del agua será necesario que la administración demuestre que existe contaminación especial y, para ello, será necesario que el titular haya sido sancionado en más de una ocasión por una infracción de vertidos en los dos años anteriores y que exista un informe que acredite que no se cumplen las disposiciones del Código Galego de Boas Prácticas Agrarias.

Esto implica que "el noventa y pico por ciento, por no decir el cien por cien" de los ganaderos estarán eximidos de pagar el canon, ha afirmado el responsable de Desenvolvemento Rural de UU.AA., Jacobo Feijóo. En este sentido, el responsable de XX.AA., Francisco Bello, ha defendido que estos usos tradicionales "no estaban aportando nada negativo a los usos del agua".

Menéndez ha apostado por continuar el "diálogo" con las organizaciones sindicales y ha indicado que el Sindicato Labrego Galego no participa en el acuerdo porque no se ha puesto en contacto con este organismo. "Su actitud fue la de que estábamos mintiendo y de que queríamos engañar", ha reprochado.

Satisfacción de los sindicatos

Feijóo ha mostrado su satisfacción por haber logrado este acuerdo porque "no se va a quedar en buenas intenciones, sino que va a ir al DOG y tendrá una aplicación". Así, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los habitantes del rural y a los ganaderos y ha destacado que sería "discriminatorio" cobrar el canon para las traídas, pues los vecinos responsables de las mismas hicieron "un esfuerzo muy importante" para lograr el abastecimiento.

Por su parte, Bello ha indicado que el sindicato informará a los ganaderos y se ha felicitado por que se elimine la "preocupación" de que se aplicaría un impuesto más "con toda la que está cayendo" a las explotaciones ganaderas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.