La oposición yemení acepta totalmente la transición propuesta por países del golfo

  • La iniciativa supone la salida de Abdalá Saleh y su inmunidad judicial.
  • Los yemeníes continúan protestando en las calles.
  • La oposición está de acuerdo con que se celebren elecciones enseguida.
Varios manifestantes transportan a un herido en las protestas contra Saleh en Yemen.
Varios manifestantes transportan a un herido en las protestas contra Saleh en Yemen.
Khaled Abdullah / REUTERS

La oposición yemení ha aceptado en todos sus términos la iniciativa formulada la semana pasada por los países del golfo Pérsico para una transferencia pacífica del poder en Yemen, informaron este martes fuentes de la oposición.

Una fuente de la oposición que prefirió mantener en reserva su identidad dijo que los principales grupos opuestos al régimen de Ali Abdalá Saleh ya han informado al Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) de la respuesta sobre su plan.

La propuesta, dada a conocer el pasado jueves por una misión del CCG, establece que Saleh ceda el poder al vicepresidente Abdi Rabo Mansur Hadi en el plazo de 30 días. El plan estipula que, tras esa transferencia, se celebren elecciones parlamentarias y presidenciales dos meses después.

Nuevos comicios

La propuesta dispone también la formación de un gobierno de unidad encabezado por la oposición, que prepare al país con vistas a la celebración de nuevos comicios, y el cese inmediato de las manifestaciones.

La oposición había aceptado el pasado sábado casi todos los términos de la iniciativa, pero había rechazado la posibilidad de formar un gobierno de unidad y tampoco aceptaba garantías de inmunidad para Saleh, su familia y altos funcionarios, que también estaban incluidas en el plan.

Pero la fuente de la oposición consultada dijo que la aceptación del plan fue adoptada después de recibir suficientes garantías diplomáticas acerca del plan, aunque no detalló respecto a cuál de los puntos.

Muertes en las protestas

Una de las cláusulas de esta iniciativa implicaba que se detuvieran las protestas públicas, que se vienen desarrollando desde finales de enero y con mayor intensidad desde mediados de febrero, para crear un clima propicio con el fin de avanzar hacia una solución política.

Las manifestaciones populares siguen mientras tanto en Yemen, pues los opositores al régimen no se fían de las intenciones deSaleh, que creen podría estar planeando una estrategia para seguir en el poder y poner fin a las marchas pacíficas. La represión de estas protestas provocó ayer varios muertos y heridos en el país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento