Ana María Matute: "La primera vez que lloré leyendo un libro fue con la muerte de Don Quijote"

  • La novelista recibirá el miércoles el Premio Cervantes.
  • Aseguró que ofrecerá entonces un discurso "cortito" y que lo que más le preocupa es que ella no lee bien "en voz alta".
  • También habló de la censura, de las nuevas tecnologías y de la literatura grande, a la que se llega "con dolor y lágrimas".
La escritora Ana María Matute (dcha), junto a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.
La escritora Ana María Matute (dcha), junto a la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde.
Chema Moya / Efe

"Feliz" pero "muy emocionada y nerviosa". Así se siente Ana María Matute dos días antes recibir el Premio Cervantes el miércoles, porque una de las cosas que más le preocupa es el discurso. "Yo no leo bien en voz alta, pero espero que vaya bien, será cortito", ha comentado sin desvelar el contenido.

Ana María Matute, que ha tenido este lunes un encuentro con la prensa acompañada por la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, ha comenzado así sus actos con motivo de la entrega del premio Cervantes. El martes tendrá un almuerzo en el Palacio Real, al que acudirán representantes de la cultura, y el miércoles leerá su discurso de agradecimiento.

"No me he inspirado en ningún otro escritor para hacer el discurso -ha explicado Matute- pero sí he mirado para ver si había alguno tan corto como el mío. Fundamentalmente lo que voy a hacer es dar las gracias por este honor tan grande y explicar lo que ha sido quizá la razón más importante de mi vida, que es la escritura y la literatura".

Una literatura que la ha salvado de muchas cosas a esta gran escritora, la dama blanca, tocada por las hadas. "Yo lo he pasado muy mal pero también muy bien. He vivido muy intensamente el dolor y la felicidad pero a la literatura grande se entra por el dolor y las lágrimas", ha dicho.

A favor del olor del papel

En cuanto a las nuevas tecnologías, la novelista se ha declarado partidaria del papel: "Me encanta el olor y el crujido del papel", ha explicado, aunque ha admitido que los libros electrónicos pueden ayudar a que las generaciones más jóvenes se acerquen a la literatura. Pero no a ella: "A mí que me dejen con mis antiguallas", ha pedido.

Asimismo, y tras ser preguntada sobre el Quijote, Matute aseguró que la muerte de su protagonista le hizo llorar: "La primera vez que lloré leyendo un libro fue con la muerte de Don Quijote", afirmó.

También ha recordado la censura que impidió que algunos de sus libros se llegaran a publicar durante el franquismo por ser tachadas de "inmorales": "Hay que ser tonto para calificar un libro de inmoral", ha reflexionado, "pero eso pasaba mucho con los censores, no se enteraban de nada. No se enteraban de lo que hablaban los libros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento