El candidato de la coalición PSM-Iniciativa Verds-Entesa a la Alcaldía de Palma, Antoni Verger, ha señalado que aspira a lograr cuatro regidores en el Ayuntamiento para garantizar un Gobierno de mayoría "progresista" y evitar que pueda gobernar el PP, si bien ha admitido que las encuestas sólo les aseguran, de momento, dos representantes, tras aglutinar "la inmensa mayoría de los votos que obtuvo el Bloc en 2007".

En declaraciones a Europa Press, Verger ha confiado en que, a medida que se vaya conociendo la coalición nacionalista, se incremente el número de votantes, por lo que, a su juicio, tiene un "potencial de crecimiento" hasta alcanzar los tres o cuatro regidores en el Consistorio.

En este sentido, ha subrayado que el voto a su coalición es el "único útil", dado que, según ha aseverado, es la "mejor alternativa al bipartidismo del PP y PSIB". Además, ha recalcado que su lista electoral está compuesta por "gente honesta y comprometida con la ciudad, así como de procedencia muy variada que trabaja en ámbitos muy diversos, de forma todas las personas han hecho un trabajo excelente y comprometido con la mejora de la ciudad".

"Pensamos que tenemos una alternativa muy potente, sólida y muy solvente a lo que representa el PP, que lo único que propone es demagógico y retrógrado para volver hacia atrás, mientras que el PSIB tiene sus compromisos con las políticas neoliberales del Gobierno central", ha sostenido Verger, quien ha criticado los "déficits importantes" de los socialistas en materia de "planificación sostenible, de economía de verdad y de defensa del territorio y patrimonio".

Como ejemplo de ello, ha criticado que el PSIB había diseñado un proyecto de autopista para la Vía Conectora, cuando, a su juicio, "no era necesario". Por este motivo, ha insistido en que PSM-Iniciativa Verds-Entesa es la "garantía para impulsar en Palma la continuidad de las políticas progresistas, que han roto las sinergias de los Gobiernos conservadores".