El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dejado claro que le da igual "quién sea el amigo" de José María Aznar, pero le ha pedido que como expresidente del Gobierno respete las decisiones soberanas del Parlamento, como el envío de tropas a Libia.

ZP asegura que Aznar "procura siempre atacarle", mientras que él "siempre procura respetarle"Así se ha pronunciado Zapatero en un mitin en la localidad vizcaína de Durango, donde ha aludido a la conferencia que Aznar pronunció en Nueva York y en la que se refirió a Muamar el Gadafi como un "amigo" de Occidente, aunque la fundación que dirige el expresidente matizó después esas declaraciones.

Zapatero ha querido recordar a Aznar que la participación española en Libia está avalada no sólo por Naciones Unidas, sino que también cuenta con el respaldo del 98 % de los miembros del Parlamento español, por lo que el expresidente "debe tener respeto" a lo que "soberanamente" ha decidido el Congreso.

"Me dan igual los amigos y quién sea amigo de Aznar, pero no me da igual que él, que tiene un voz como expresidente, no puede ni debe poner en cuestión decisiones respaldadas por el Parlamento", ha añadido.

Por favor, cuando esté fuera de España, procure hacer lo que siente todo español: hablar bien de España"Ha asegurado que Aznar "procura siempre atacarle", mientras que él "siempre procura respetarle".

No obstante, como expresidente que es, le ha pedido que, "por favor, cuando esté fuera de España procure hacer lo que siente todo español: hablar bien de España".

Blanco pide a Rajoy que desmienta a Aznar

Por su parte, el vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha pedido hoy al presidente del PP, Mariano Rajoy, que desmienta "la amistad de Aznar con Gadafi", que no sea el "pelele" del ex presidente y que se sitúe del lado de los líderes democráticos europeos.

Blanco ha realizado estas declaraciones en la localidad valenciana de Cullera, donde ha participado en la presentación del candidato socialista a la alcadía, Jordi Mayor, junto con secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte.

"Hay un nexo común entre el amiguito de Camps, (Álvaro Pérez) El Bigotes, y el amigo de Aznar, Gadafi", ha insistido Blanco, quien ha animado a los periodistas a descubrirlo.

"Las palabras de Aznar no son gratis, Gadafi le regaló un caballo y el hijo del dictador empezó a hacer pinitos en Madrid. Algunas cosas se empezaron a consolidar, negocios y familia. Se descubrirá el nexo común", ha añadido.