Hace más de ochocientos años, entre los siglos XI y XIII, se compusieron unos manuscritos musicales medievales que con el paso del tiempo cayeron en el olvido. El azar los llevó a engrosar el patrimonio documental de Castilla-La Mancha, a través de los archivos históricos provinciales, y gracias al compromiso del Gobierno del presidente Barreda con la conservación, protección y difusión del patrimonio histórico entre la ciudadanía, estas partituras han sido recuperadas y de nuevo vuelven a sonar.

Estos espirituales cantos gregorianos fueron descubiertos en los dos últimos años, entre los setenta kilómetros lineales de documentación que componen los fondos de los archivos históricos provinciales de Castilla-La Mancha. Cuenca, Toledo y Guadalajara son los lugares donde gracias a la profesionalidad técnica se produjeron los hallazgos de estos pergaminos musicales, ha informado la Junta en nota de prensa.

Con este descubrimiento, se pone además de relieve, según la Junta el papel de los archivos históricos provinciales como centros del saber, que constituyen la memoria individual y colectiva, y son indispensables para conocer nuestro pasado y claves en nuestro desarrollo como sociedad. CONCIERTOS

Para dar a conocer a la población estos hallazgos, el Gobierno de Castilla-La Mancha programó una serie de conciertos en estas tres ciudades, bajo el título 'La Armonía Trovada'. Con esta denominación se hacía referencia al juego de palabras por el que la palabra trovar significa no sólo cantar, sino también encontrar.

Como parte de la programación de la Semana de Música Religiosa de Cuenca, con la que colabora el Gobierno regional, mañana lunes, el grupo Schola Antiqua interpretará esta música monódica de fragmentos hallados en el Archivo Histórico Provincial de Cuenca.

El concierto tendrá lugar a las 12:30 horas, en la Iglesia del Monasterio de la Concepción Francisca, en la Puerta de Valencia, y está dirigido por Juan Carlos Asensio.

Contenido de la grabación

Tras los conciertos que se llevaron a cabo en 2010, se editó el disco 'La Armonía Trovada, música recuperada en los Archivos de Castilla-La Mancha', un CD compuesto por las mejores piezas procedentes de estos manuscritos musicales. En total, son quince temas interpretados y grabados por Schola Antiqua, uno de los más prestigiosos grupos del mundo en el ámbito del canto medieval, bajo la dirección del especialista y reconocido musicólogo, Juan Carlos Asensio.

Las partituras que componen esta grabación formaban parte de códices litúrgicos medievales, que con la aparición de las nuevas técnicas de notación musical dejaron de cumplir su función en el canto de los oficios religiosos, convirtiéndose, eso sí, en valiosos contenedores de documentos.

No en vano, existen numerosos testimonios de la existencia, por entonces, de un mercado de pergamino y papel usado, como también se refleja en el capítulo IX de la primera parte de El Quijote.

El paso del tiempo ha dejado su huella en estos pergaminos y, en algunos casos, la poca legibilidad de los mismos hace difícil su recuperación. Sin embargo, los fragmentos dejan leer piezas infrecuentes, como las antífonas procesionales que se interpretan en esta grabación.

Las piezas que componen este disco son una pequeña muestra de todos los documentos hallados, a los que se ha intentado dar la mayor coherencia litúrgica posible.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.