El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha interpuesto, junto a varios padres, un recurso contencioso-administrativo, que ha sido admitido a trámite, en contra de las bases de la convocatoria de ayudas para la adquisición de libros de texto y material didáctico del Ayuntamiento de Palma para el curso 2010/2011 por considerar que son "discriminatorias hacia las familias numerosas".

En un comunicado, IPFB ha explicado que este recurso se basa en el "incumplimiento" de la Ley de Familias Numerosas y su reglamento al "excluir" el Ayuntamiento de Palma de dichas ayudas a las familias numerosas que lleven a sus hijos a colegios privados.

Concretamente, ha detallado que en el recurso, se recuerda que el Real Decreto 1918/2008 de 21 noviembre, de acuerdo con la sentencia de 19 de febrero de 2008 del Tribunal Supremo, establece que "en las convocatorias de ayudas para la adquisición de libros y material didáctico en los niveles obligatorios de la enseñanza se establecerá un trato preferente para su adjudicación a los alumnos integrantes de familias numerosas".

Por tanto, IPFB recalca que tal redacción vigente "deja fuera cualquier clase de exclusión por razón o con motivo de hallarse matriculados los alumnos peticionarios en centros no sostenidos con fondos públicos, independientemente de su titularidad".

"El Tribunal Supremo con tal resolución y el Ministerio de Presidencia con la modificación no han hecho sino ajustar una disposición legal al principio fundamental de igualdad fijado por la Constitución Española", subraya esta entidad.

Por otro lado, ha apuntado que el Consistorio de Palma ha sacado dichas ayudas para el curso 2010/11 y en sus bases, así como en el folleto explicativo, "limita estas ayudas a colegios públicos y concertados, dejando fuera a las familias numerosas de Palma que lleven a sus hijos a colegios privados".

"Las bases de la convocatoria incurre en un olvido, amén de en la infracción legal ya mencionada, ya que ninguna referencia puede leerse a ese trato preferente destinado a las familias numerosas peticionarias de las ayudas", censura.

Por tanto, reprueba que al Consistorio "no le duelen prendas a la hora de discriminar negativamente a determinadas familias por razón presuntamente social o económica, mientras que, incomprensiblemente, cae en el olvido de no recoger una circunstancia expresamente contenida en una disposición de rango general y de aplicación en todo el territorio de la nación".

En este sentido, IPFB indica que de una parte, establece una "discriminación excluyente" y, por otra, "olvida una discriminación positiva y preferencial", de modo que son "dos las infracciones de la normativa que se contienen en la convocatoria impugnada: La exclusión indebida de los alumnos de centros privados no concertados y la no referencia al trato preferente a los peticionarios de familias numerosas".

Finalmente, esta asociación ha abogado por la "defensa de la familia y más aún de las numerosas" y ha precisado que no pide "privilegios", si bien ha recordado que estas familias son "las que más tasas pagan". Así, ha criticado que "se les grava más en lugar de ayudarles y no se tiene en cuenta el número de personas que viven en el hogar", razón por la cual ha exigido una rectificación por parte del Ayuntamiento, ya que, según ha remarcado, estas familias "garantizan el relevo generacional".