El Palacio de la Isla de Burgos albergará la exposición 'Los orígenes del español', que está organizada por la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, que será inaugurada el martes y se compone de libros, documentos, cartularios y beatos.

La muestra recopila documentos en los que, según ha explicado el profesor de la Universidad de León José Ramón Morala, "se cantan las hazañas de reyes y héroes, se glosan textos religiosos pero, sobre todo, humildes textos en los que se registran actos de la vida cotidiana".

Para José Manuel Ruiz Asencio, catedrático de la Universidad de Valladolid, documentos altomedievales castellanos y leoneses de "altísimo" valor para el estudio del nacimiento de la lengua castellana podrán ser vistos en esta muestra. Según Ruiz Asencio, "en el período que llamamos Orígenes la lengua que se escribe es la latina, pero la ignorancia de muchos de los escribas da lugar a que en ocasiones pongan por escrito palabras y expresiones tal como las están usando en la vida cotidiana, olvidándose del modelo latino".

CARTULARIOS

El espectador que acuda a esta exposición podrá conocer lo que eran los cartularios. Bajo dicha denominación, derivada de la voz 'karta' o 'kartula' (es decir, documento), son conocidos en toda Europa unos códices diplomáticos, elaborados al copiar los documentos existentes en los archivos de los destinatarios de dichos textos, fundamentalmente instituciones eclesiásticas, pero también seculares, según explica José Antonio Fernández Flórez, profesor de la Universidad de Burgos.

En la Península Ibérica, especialmente en los Reinos Hispánicos Occidentales de la Edad Media, los cartularios recibieron diversos nombres: Becerros, Tumbos, Liber (Testamentorum), Cuadernos de Privilegios, etc.; de los que en Castilla y León se realizaron y conservan varios de los más egregios ejemplares hispanos: el más antiguo de los que conocemos, Becerro Gótico de Cardeña; el más importante de los catedralicios, Tumbo Legionense; el más importante de los monásticos, Becerro Gótico de Sahagún; y unos códices muy peculiares e importantes para los orígenes del castellano, los Becerros Gótico y Galicano de Valpuesta.

Consulta aquí más noticias de Burgos.