Un juzgado de lo contencioso-administrativo de Valencia ha condenado al Ayuntamiento de la capital a pagar 15.290,80 euros a un joven al que le cayó un árbol de grandes dimensiones encima mientras circulaba con su turismo por la calle Beato Nicolás Factor de la ciudad en julio de 2008, 2.868,68 euros en concepto de daños materiales y los 12.422,12 euros restantes por daños personales.

Según señala la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada da la razón al demandante al estimar que la causa de los daños se debe a un "funcionamiento anormal" de los servicios que presta el consistorio para el mantenimiento de los árboles de la ciudad a fin de conservar las vías públicas en buen estado.

El Ayuntamiento desestimó la reclamación por responsabilidad patrimonial formulada por el joven alegando, por un lado, que en la caída accidental del árbol intervino fuerza mayor y, por otro, que los daños sufridos por la víctima no quedaban acreditados dado que ésta acudió al centro hospitalario un día después del accidente.

No obstante, la juez considera que el daño sufrido es imputable a la administración local porque "no ha probado que en el momento de la caída del árbol se dieran circunstancias adversas de tal calidad que hicieran inevitable la caída del árbol" ni "ninguna otra circunstancia" que permita calificarlo como "caso de fuerza mayor".

Es más, incide en que la intervención de los servicios encargados del mantenimiento de árboles en la ciudad "se efectuó al día siguiente y no consta que tal servicio se llevara a cabo con regularidad en la zona".

En cuanto a los daños personales, que obligaron al joven a estar de baja 186 días por lesiones en las cervicales que le impedían ejercer su actividad como Policía Nacional, constata que "resulta completamente normal" en este tipo de afecciones causadas por un golpe inesperado que el dolor no aparezca hasta que la zona se enfría, lo que "justifica" que éste no lo indicara en el momento del accidente.

La juez alude, en este sentido, al parte de urgencias dictado a la mañana siguiente del accidente, así como al parte de baja fechado también el 2 de julio de 2008 y al informe elaborado por el médico forense. También se señalan en la sentencia la certificación acreditativa de la gerencia de la Policía Nacional en cuanto a las fechas de baja y los partes médicos aportados por el demandante.

Por todo lo anterior, decidió estimar el recurso interpuesto por la víctima contra la desestimación de su reclamación por parte del Ayuntamiento de Valencia y condenar al consistorio a abonarle tanto los daños personales como materiales cuantificados por éste.

Según ha indicado a Europa Press el afectado, la aseguradora ha abonado los 9.903,51 euros que le correspondían, mientras que la parte franquiciada del consistorio permanece "pendiente de pago" y podría "iniciarse el pago forzoso en un plazo de tres meses".

Consulta aquí más noticias de Valencia.