La alcaldesa de Salt (Girona), Iolanda Pineda, ha valorado positivamente la aprobación del nuevo Reglamento de Extranjería —aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes— y ha mostrado su satisfacción ya que el documento final "recoge casi todas las demandas del mundo local".

En declaraciones a Europa Press, Pineda ha recordado que el consistorio aprobó, a través de una moción en el pleno municipal, pedir al Estado que los informes de arraigo emitidos por los consistorios fueran vinculantes.

El nuevo reglamento establece que dichos informes no serán vinculantes, pero sí determinantes a la hora de conceder los permisos de residencia.

El documento también contempla la posibilidad de que los ayuntamientos puedan consultar todos aquellos datos que consideren de interés para poder redactar los informes de arraigo, lo que significa que podrán acceder a los informes de la policía municipal.

Asimismo, en los informes de arraigo, los consistorios podrán hacer constar todas aquellas circunstancias que crean de interés para que se evalúe el nivel de integración del inmigrante que solicita el arraigo.

Por ello, si el solicitante ha cometido infracciones de la ordenanza de convivencia se podrá hacer constar en el informe y puede ser motivo para que éste sea negativo, ha comentado Pineda.

En este sentido, la alcaldesa ha mostrado su satisfacción porque el nuevo reglamento es "un buen instrumento para poder dar garantías de que se otorga el arraigo a aquellos extranjeros que han hecho el esfuerzo por conocer la lengua, costumbres, deberes y obligaciones del sitio dónde viven".

Finalmente, Pineda ha añadido que, de esta manera, desde las instituciones se podrá "garantizar cierta tranquilidad a los vecinos asegurando que ningún delincuente o incívico consigue beneficiarse del sistema".

Consulta aquí más noticias de Girona.