Alrededor de 5.000 motos participarán este domingo en la 35 Volta Internacional a Mallorca con la clara reivindicación a las instituciones para que se construya un circuito profesional en la islas, teniendo en cuenta que, actualmente, Baleares cuenta con el índice de pilotos que participan en competiciones mundiales más alto de todas las Comunidades Autónomas.

Así lo explicó Josep Quetglas, presidente de Media Milla, entidad organizadora de esta Volta Internacional, que comenzará a las 10.30 horas en el Corte Inglés de Avenidas de Palma y que recorrerá hasta las 19.00 horas más de 300 kilómetros pasando por 18 localidades, entre ellas, Andratx, Deià, Valldemossa, Sóller, Pollença, Alcúdia, Manacor, Felanitx, Campos y Llucmajor.

Durante la presentación de este evento, que contó con la asistencia del presidente del Govern, Francesc Antich, Quetglas recordó que Mallorca es un "referente" del motocilismo, gracias, sobre todo, al tricampeón del mundo Jorge Lorenzo, que, según dijo, es el "embajador" de este deporte y el que ha propiciado que salieran nuevas generaciones de pilotos.

En esta línea, subrayó que, si se compara con el resto de territorios, no sólo a nivel nacional, sino también europeo, Baleares cuenta con el mayor índice de pilotos que participan en competiciones internacionales, razón por la cual, a su juicio, "ha llegado el momento de que se apueste por un circuito".

"El motociclismo balear demanda la existencia de un circuito y es necesario que las instituciones y los empresarios de las islas pongan en marcha esta propuesta, al igual que se ha hecho en Jarama, Jerez, Albacete, Cataluña, Valencia, Granada, Asturias, León, Cantabria y Navarra, entre otros lugares", destacó el presidente de Media Milla.

Además, resaltó que el hecho de disponer de un circuito en Mallorca "ayudaría a consolidar una oferta complementaria", lo que "desestacionalizaría" el turismo, de modo que esta instalación deportiva "no sólo beneficiaría al motociclismo, sino a toda la red hotelera y empresas del sector".

Por ello, insistió en que aprovechando la actual coyuntura electoral, "es hora ya de que los políticos incorporen en su programa la construcción de un circuito en las islas".

En similares términos se expresó el presidente de la Asociación de Empresarios para la Motocicleta (AEMOT), José Ramón Hernández, quien indicó que aún "nos queda mucho camino por recorrer", ya que Baleares

"está necesitada de instalaciones deportivas para las motos a la altura de otros deportes con mucho menor seguimiento, teniendo en cuenta que tenemos pilotos de talla mundial como Jorge Lorenzo, que tienen que salir de las islas para entrenar".

En este sentido, recordó que si el cicloturismo ya es considerado como un reclamo turístico, también se debe valorar como tal el mototurismo, con el fin de "complementar la oferta turística de sol y playa y entenderlo como un elemento desestacionalizador de la economía balear".

"El mototurismo es la actividad, mediante la cual muchas personas disfrutan de nuestra geografía, paisaje, gastronomía e historia", aseveró, al tiempo que reiteró que el circuito internacional es una infraestructura "esperada y deseada para complementar la oferta turística en Baleares".

Antich "se apunta" la propuesta del circuito

Tras escuchar estas reclamaciones, Antich afirmó que "se apunta" la propuesta de construir un circuito en el archipiélago, ya que mostró su "convencimiento" de que sería una instalación que daría lugar a "grandes ventajas, no sólo en el mundo deportivo, sino también en el económico".

Por ello, señaló que deberá ser valorado por las distintas fuerzas políticas y por las instituciones, por lo que, a su juicio, "todavía es un poco pronto" para hablar de este asunto y realizar algún tipo de compromiso electoral en este sentido.

No obstante, aseveró que el Govern debe continuar trabajando con la Federación, la Escuela Balear del Deporte y el Centro de Tecnificación para "arreglar" las instalaciones de Muro e ir construyendo nuevas para que los pilotos de motos puedan practicar este deporte "tal como toca".

Por otra parte, recalcó que, al igual que el cicloturismo, que atrae cada año a 100.000 turistas a Mallorca, "se debe tener muy en cuenta el mototurismo como una manera de promocionar las islas". Finalmente, dijo que en Baleares, "estamos que nos salimos en motociclismo", dado que este deporte un "símbolo increíble" de estas islas, en relación a Jorge Lorenzo y otros pilotos baleares que están compitiendo a nivel mundial.