Takahashi reconoce que Fukushima y Chernóbil son "diferentes"

  • El embajador garantiza que la radiactividad no afecta fuera del entorno de la central.
  • También ha clasificado el desastre nipón como de nivel siete en la escala internacional de sucesos nucleares.
  • Afirma que las emisiones pueden seguir incrementando en los próximos días y meses.
Operarios en la central de Fukushima
Operarios en la central de Fukushima
EFE

El embajador de Japón en España, Fumiaki Takahashi, ha asegurado que los accidentes de Fukushima y Chernóbil son "diferentes", y ha garantizado que fuera del entorno de la central nuclear nipona la influencia de la radiactividad no es peligrosa para la salud en estos momentos. Sin embargo,  ha reconocido que en la zona de evacuación de la planta de Fukushima "hay un nivel de radiactividad muy peligroso para la salud".

El Gobierno de Tokio ha clasificado el desastre como de nivel siete en la escala internacional de sucesos nucleares y ha declarado que el accidente de Fukushima no ha terminado, las emisiones se pueden incrementar en los próximos días o meses.

El diplomático ha indicado que el Ejecutivo nipón necesita investigar las causas del accidente, aunque ahora el objetivo número uno es estabilizar los reactores de Fukushima y restablecer los sistemas de refrigeración.

Una vez aclarados los datos y los hechos, el Gobierno va a analizar la situación y proponer medidas para evitar que este tipo de accidente vuelva a ocurrir en Japón. En estos momentos, ha agregado, el debate entre los partidarios y los detractores de la energía nuclear está abierto.

El seísmo y el tsunami del pasado 11 de marzo dejaron 13.000 muertos, 14.000 desaparecidos y 150.000 refugiados, además de pueblos arrasados por el agua y una grave crisis en la central nuclear de Fukushima.

El embajador ha detallado que todavía no se ha vuelto a la normalidad, ya que las obras de retirada y limpieza de los escombros de las zonas afectadas han empezado en algunas ciudades, pero no de una manera general. Las tres provincias más afectadas por la catástrofe son Miyagi, Fukushima e Iwate, que dependen de la agricultura, la pesca y la industria.

En el caso de la agricultura, el tsunami ha invadido muchas tierras de cultivo, que han quedado cubiertas por el agua del mar y por la sal, por lo que no serán aptas para la producción hasta que se limpie el suelo, una tarea que llevará al menos un año. También se perderán empleos en la industria pesquera, las fábricas de transformación de pescados para producir productos alimentarios, los barcos y la zona portuaria, que fueron devastados por el tsunami.

El Gobierno ha creado una comisión de expertos para elaborar un plan de reconstrucción en la costa nordeste de Japón, los primeros programas se esperan para junio, y ha planteado la aprobación de una ley en el Parlamento sobre los trabajos de reconstrucción.

Takahashi ha agradecido la solidaridad de la comunidad internacional y ha destacado los mensajes de apoyo de España y las ayudas económicas que se han hecho llegar a su país a través de la Embajada o de la Cruz Roja española.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento