Ibarretxe anuncia una ronda de contactos con todos los partidos para formar una mesa sin exclusiones

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, consideró el jueves que "es un día histórico", y anunció que va a contactar con todos los partidos, sin exclusiones, para formar una mesa que negocie un acuerdo para la normalización, que sería sometido después a consulta popular.
Ibarretxe ha calificado de "histórica" la jornada de hoy, y anuncia que va a contactar con todos los partidos(Efe)
Ibarretxe ha calificado de "histórica" la jornada de hoy, y anuncia que va a contactar con todos los partidos(Efe)
Efe

Ibarretxe leyó una declaración acompañado por sus consejeros, tras una reunión extraordinaria del Consejo del Gobierno Vasco para analizar el comunicado en el que ETA ha anunciado un alto el fuego permanente.

Es obligación de ETA no frustrar nunca más la ilusión de nuestro pueblo, y obligación de partidos e instituciones hacer irreversible el proceso de paz

El lehendakari explicó que había hablado tras conocerse el comunicado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que expresó su "completa disposición para allanar el camino del proceso de pacificación".

Asimismo, destacó que también le ha trasladado su compromiso para desarrollar con él, un proceso de diálogo leal y sincero "sobre las cuestiones políticas referidas al Proceso de Normalización".

Mesa de partidos

Además, tras conocer el alto el fuego, ha mantenido un primer contacto con todos los partidos, incluida Batasuna, para iniciar los trabajos preliminares que lleven a crear una mesa que negocie un acuerdo para la normalización.

El objetivo es "valorar este nuevo escenario de esperanza y para plantearles el inicio de una fase preliminar de diálogo sin exclusiones".

El fin de este diálogo, manifestó Ibarretxe, será concretar "el calendario del proceso, los principios, metodología y los contenidos del diálogo, para abordar con garantías a continuación la constitución de la mesa de partidos".

El propósito es alcanzar "un acuerdo integrador para la normalización política que será sometido después a consulta popular".

Añadió que ha llegado la hora de que "callen definitivamente las armas, de hacer entre todos universal e irreversible la paz" y de "sentar las bases para la reconciliación en la sociedad vasca".

Asimismo, es el momento de trabajar "desde la política para lograr un acuerdo de normalización" y de que la sociedad vascas "pueda decidir, en paz y en libertad, su propio futuro".

Sobre la constitución de esa mesa política, todos los partidos, excepto el PP, expresaron en el pasado que están de acuerdo en abrir un diálogo.

Sin embargo, los grupos mantienen discrepancias, como si puede participar Batasuna o si el foro adecuado es el Parlamento Vasco o no.

"Futuro mejor"

En su comparecencia del miércoles, Ibarretxe manifestó su "alegría porque por fin ETA ha escuchado a la sociedad vasca", y agregó que "es obligación de ETA no frustrar nunca más la ilusión de nuestro pueblo, y obligación de partidos e instituciones hacer irreversible el proceso de paz".

Inició su comparecencia, realizada en el Palacio de Ajuria Enea, diciendo que lo hacía "con la responsabilidad de gestionar un nuevo tiempo, un futuro mejor y apasionante".

Ibarretxe, quien dijo que comparecía "sereno pero contento", aseguró que tanto él como el conjunto del Gobierno Vasco miran el futuro "con optimismo".

En su declaración, exigió la "desaparición plena y definitiva de todas las acciones y manifestaciones de violencia" y demandó, "con firmeza, el respeto de los derechos humanos y las libertades de todas las personas".

"Esta declaración de alto el fuego permanente de ETA supone un enorme alivio para toda la sociedad vasca y abre una ventana a la esperanza que nada ni nadie debe cerrar", aseguró.

Tenemos que mostrar un reconocimiento sincero a todas las víctimas, que siente las bases de la reconciliación en la sociedad vasca

El lehendakari expuso que, a partir de ahora, "todos tenemos que trabajar para abrir definitivamente la puerta de un proceso de paz que suponga el final dialogado de la violencia hasta lograr su completa desaparición".

Asimismo, señaló que es un proceso en el que "tenemos que ser capaces de mostrar un reconocimiento sincero a todas las víctimas, que siente las bases del camino para la reconciliación en la sociedad vasca".

Tras reconocer que el proceso de normalización "será complejo y no exento de dificultades", Ibarretxe expresó la firme determinación "para hacer que desaparezcan definitivamente de la sociedad vasca todo tipo de acciones vulneradoras de derechos individuales y colectivos".

De igual forma, manifestó su compromiso con las vías exclusivamente políticas y democráticas para "la solución del conflicto de naturaleza política existente en Euskal-Herria".

Por último, hizo un llamamiento a todos los partidos para que "aprovechemos esta oportunidad" y trabajen para conseguir un acuerdo de normalización que posteriormente sea ratificado, "mediante consulta democrática, por la sociedad vasca".

NOTICIAS RELACIONADAS

Vídeo del comunicado
Mostrar comentarios

Códigos Descuento