Este descarte de la banda se producía un día después de que todos los diarios recogiesen la información de que la banda había tomado la decisión de abandonar las armas.

A raíz del rumor, el pleno del Parlamento Vasco aprobó una resolución, con el apoyo del PNV, Ezker Batua y Aralar, en la que instba al Gobierno autonómico a poner las bases para "una paz sin vencedores ni vencidos", lo que provocó un enfrentamiento con la Asociación Víctimas del Terrorismo.

            NOTICIAS RELACIONADAS