El juez sobresee la causa abierta contra el Ayuntamiento de Alzira por el vertido de aguas residuales

El juzgado ha acordado sobreseer la causa abierta contra el Ayuntamiento de Alzira (Valencia) y su alcaldesa, Elena Bastidas, por un presunto delito contra el medioambiente, en referencia al vertido de aguas residuales al río Júcar, según ha anunciado este miércoles la primera edil en una rueda de prensa.

El juzgado ha acordado sobreseer la causa abierta contra el Ayuntamiento de Alzira (Valencia) y su alcaldesa, Elena Bastidas, por un presunto delito contra el medioambiente, en referencia al vertido de aguas residuales al río Júcar, según ha anunciado este miércoles la primera edil en una rueda de prensa.

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) denunció en el año 2006 al consistorio por contaminar el río Júcar y provocar una extensa mortandad de peces. La alcaldesa ha destacado tras la resolución que "después de varios años de sufrimiento personal y colectivo, finalmente la justicia nos ha dado la razón".

Por lo tanto, Bastidas ha pedido "decencia" a los partidos políticos y a las plataformas como Xúquer Viu y les ha reclamado "que sean capaces de pedir disculpas a esta alcaldesa, a este gobierno, a todo el empresariado y, en definitiva, al pueblo de Alzira, por haber sentenciado públicamente sin esperar a que finalizase este proceso".

En este sentido ha añadido: "puedo repetirles los calificativos que he tenido que escuchar, como por ejemplo, por parte del PSOE: 'Bastidas tiene la costumbre de no cumplir la ley ni la hace cumplir y luego los problemas llegan al Ayuntamiento'".

Ha indicado a este respecto que "es muy doloroso que con todo el esfuerzo que estábamos haciendo redactando una ordenanza, aprobándola y velando por su aplicación, así como llevando a cabo proyectos para mejorar el río Júcar, me vea inmersa en una manifestación, por cierto, muy bien organizada, con integrantes de partidos políticos como EU, ERPV, Bloc y plataformas como Xúquer Viu, entre otros colectivos, donde aparecían de una manera simbólica con caretas de mi persona y del conseller Blasco, junto a peces muertos".

La primera edil ha insistido: "tras estos años de calvario personal y colectivo, creo que se debe pedir disculpas públicamente, por parte de estos partidos políticos y colectivos que sentenciaron públicamente sin esperar a la resolución, a esta alcaldesa, al equipo de gobierno, a los técnicos municipales, a los empresarios alcireños y a la ciudadanía en su totalidad, por trasladar a la opinión pública que el pueblo de Alzira era el responsable de la contaminación del río Júcar".

Bastidas ha finalizado su intervención, con una actitud positiva y ha señalado que no le guarda ningún rencor a la CHJ, sino que, todo lo contrario, "le tiendo de nuevo la mano para seguir trabajando por el río Júcar, para que esté limpio y sin vertidos, como es nuestro objetivo". "Tenemos que ir de la mano todas las administraciones, sean del color político que sean, para que el río Júcar continúe siendo una de nuestra prioridades y seguir con la máxima de que el que contamine, pague", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento